Cúcuta Deportivo a la espera de autorización para retomar entrenos

Miércoles, 22 de Julio de 2020
Sobre el contagio el equipo dijo que se encuentra en aislamiento total y bajo supervisión médica.

Luego de anunciar el miércoles un caso positivo en los resultados de las primeras pruebas moleculares de la COVID-19, el Cúcuta Deportivo espera que la Comisión de Verificación de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) le habilite para comenzar con el acondicionamiento físico del plantel de jugadores. 

El equipo rojinegro fue el último de los 20 clubes de primera división en hacerse las pruebas a razón de que la Unidad Hematológica Especializada (laboratorio donde se tomaron las pruebas), estuvo unos días en mantenimiento.

Sobre el caso positivo, el Cúcuta afirmó en un comunicado emitido el miércoles que se encuentra en aislamiento total y bajo supervisión médica del cuerpo médico de la institución futbolística. 

Según el protocolo, el Cúcuta Deportivo tendrá que esperar la aprobación por parte de la Comisión de Verificación de la FCF para iniciar con la fase tres llamada ‘Entrenamientos bajo riesgos’ en la que los jugadores se entrenarán de manera individual por 28 días, que según el cronograma, debió arrancar el 16 de julio para terminar el 19 de agosto.

En días pasados, Nelson Parada, en dialogo con este medio, afirmó que ya se tienen adelantadas las gestiones y permisos para entrenar en las canchas del colegio Comfanorte del municipio de Los Patios y el estadio Gran Colombiano de Villa del Rosario. 

Al retomar labores, el equipo deberá tomarse pruebas serólogicas semanalmente y entre el 16 y 17 de agosto (fechas previas a la competencia) hacerce la segunda prueba molecular. 

Alcalde pide reanudar audiencia de incumplimiento 

Por medio de una carta dirigida a la Superintendencia de Sociedades, Jairo Yáñez, alcalde de Cúcuta, pidió que se reanudara la audiencia de incumplimiento del Cúcuta Deportivo pues a la fecha los compromisos de pago adquiridos por el club el 24 de febrero, no se han respetado.

En la audiencia de febrero, José Augusto Cadena, presidente del conjunto rojinegro, llegó en compañía de Jorge Enrique Vélez, presidente de la Dimayor, quien se prestó como garante de los pagos. 

En ese momento, la Dimayor se comprometió a girar un dinero con el que el Cúcuta Deportivo pagaría una parte de la deuda que para la fecha tenía con el municipio y con el Instituto Municipal de Recreación y Deportes (Imrd), en la primera semana de abril con los dineros del contrato de la televisión internacional. 

Debido a esto, la Superintendencia de Sociedades estableció el 20 de abril como la fecha para reanudar la audiencia pero a razón de la pandemia, esta no se ha podido desarrollar. 

El dinero por contrato de televisión nunca llegó a los equipos profesionales y por ello, el Cúcuta no efectuó ningún pago a la Alcaldía.

A finales de mayo, la Dimayor le comunicó al Imrd, principal acreedor del equipo (le deben 909 millones de pesos), que la responsabilidad de pagos era única y exclusivamente del Cúcuta Deportivo. He ahí una de las razones por las que Cadena ya no apoya a Vélez en la presidencia de la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano.  

En la carta con fecha del 17 de junio pero conocida ayer, Yáñez pide que se tomen medidas con el fin de que no se vean lesionados los derechos del acreedor a causa del incumplimiento. 

“Teniendo en cuenta que su incumplimiento de conformidad con el articulo 45 numeral 1 de la Ley 1116 de 2006 amerita ser causal de terminación de acuerdo de reorganización y posterior liquidación judicial. Bajo dicha causal solicitamos dar continuidad a la audiencia”, reza un aparte de la carta. 

Por las anteriores causas mencionadas, el alcalde de Cúcuta pidió que de manera virtual se dé continuidad al trámite, habida cuenta de que no se ha hecho efectivo el acuerdo pactado y no se han efectuados los pagos convenidos.