Cúcuta Deportivo: ¿otra victoria del gerente liquidador sobre la Dimayor? 

Miércoles, 12 de Mayo de 2021
La entidad que lleva el proceso de liquidación judicial del Cúcuta emitió un auto que favorece a la Institución.

La Superintendencia de Sociedades sigue hallándole la razón al liquidador Arturo Acosta Villaveces en sus múltiples reclamos frente a los derechos que tiene el Cúcuta Deportivo ante la Dimayor.

Luego de que ordenara en tres ocasiones el embargo de los derechos del equipo ante la entidad, entre ellos el derecho de afiliación o ‘ficha’, en las últimas horas dio una nueva orden. 

La Supersociedades designó a Arturo Acosta Villaveces como secuestre de “todos los activos que sea titular el sujeto del proceso y sean detentados o por alguna razón estén en poder o tenencia de la Dimayor”.

Del mismo modo ordenó a la Dimayor, presidida por Fernando Jaramillo, retener y poner en disposición del Cúcuta todos los derechos económicos que se deriven de todos los activos del equipo ante Dimayor incluso después del 11 de noviembre. 

La decisión de la Superintendencia favorece de gran manera los intereses del Cúcuta Deportivo, que busca retornar a la División Mayor, tras verse desafiliado el pasado 25 de noviembre. 

Vale la pena recordar que el ente rector de los campeonatos profesionales en el país, ha adoptado una postura de no acatar las ordenes impartidas desde la Supersociedades, tal es el caso del embargo. 

Según lo expresó Acosta, la Dimayor ha venido actuando de forma dilatoria, incluso con la contratación del abogado Nicolás Polania Tello, quien fungió como Superintendente Delegado para Procedimiento de Insolvencia, cargo en el que pudo conocer y resolver temas del Cúcuta Deportivo.

¿Qué significa está decisión?

Con la designación de Arturo Acosta Villaveces como secuestre de los bienes del Cúcuta ante la Dimayor, se le permite a la institución resguardar, como propios, aquellos derechos que posee ante la División Mayor, quien dice que el Cúcuta no los tiene.

“Lo que hizo la Superintendencia es dable siempre y cuando estén esos derechos. Ahora le toca al liquidador demostrar que sí están allá y que sí tienen un valor. Tiene que demostrar que era un afiliado, que el Cúcuta era participe de las porciones que se partían, que participaba en los torneos por ser un miembro y demás”, explicó el abogado Arnulfo Sánchez. 

La Dimayor asegura que el Cúcuta perdió esos derechos cuando fue desafiliado el 25 de noviembre de 2020 y ratificado el 18 de marzo de 2021. 

“Tiene que demostrar porqué no pueden tener validez las reuniones en las que desafilian al equipo. Vale la pena recordar que todo queda embargado desde el 11 de noviembre. A partir del 11, Cúcuta Deportivo, según lo dice el auto, le pertencen los derechos de este 2021 si demuestra que está afiliado”, señaló Sánchez. 

Image
La opinión
La Opinión