Escuchar este artículo

Cúcuta Deportivo sigue sin un futuro claro para 2022

Sábado, 18 de Diciembre de 2021
Si bien en la asamblea de la Dimayor no se definió la reafliación, aún existiría una posibilidad de cara al 2022.

La novela sobre el regreso del Cúcuta Deportivo al profesionalismo continúa: cumplida la asamblea extraordinaria de la Dimayor en la jornada de ayer, finalmente no entró a debate el tema del equipo rojinegro, pero sí se presentaron comentarios sobre el caso, que si bien mantienen sin respuesta el interrogante de si estará o no en 2022, abren una posibilidad que genera expectativa. 

Por el momento, la espera continuará para los miles de hinchas del elenco fronterizo que esperan ver a su equipo en competencia en su casa natural, el estadio General Santander. 

En medio de los comentarios emitidos en el encuentro de los 35 presidentes, se habría dejado sobre la mesa que aún existe una posibilidad para la reafiliación del Cúcuta.

 

Lea también: Feliz cumpleaños, profesor Jorge Luis Pinto 

“Entiendo que hay una posibilidad. Hay una realidad jurídica diferente y sobre esa realidad jurídica diferente, si se da, la asamblea tendrá que reunirse para tomar una decisión”, comentó Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor, en los micrófonos de Blog Deportivo. 

Según dijo el presidente, esa realidad jurídica no fue mencionada en la asamblea, dando a entender que habría que esperar.

¿Realidad jurídica diferente? 

La Opinión consultó a una fuente involucrada en el caso y reafirmó las palabras de Jaramillo, expresando que sí existe una realidad jurídica diferente y que el problema por ahora es el tiempo, pues la disposición para el regreso del Cúcuta está presente en todos los actores del proceso. 

“En este momento ya estamos todos (Dimayor, Federación Colombiana de Fútbol, Supersociedades y autoridades locales) engranados, en los mismos términos, con el mismo norte y la idea de rescatar al Cúcuta”, dijo la fuente. 

La realidad jurídica de la que se habla tiene que ver con un nuevo acuerdo de reorganización entre los acreedores y la sociedad Cúcuta Deportivo S.A. en liquidación judicial, tal como lo permite la ley 1116 en su articulo 66. 

“Esperamos que la Supersociedades pueda dar tramite al nuevo acuerdo, pero las partes saben que se requieren surtir unos procesos que ocupan tiempo. Tienen que confluir cosas administrativas de las que esperamos se puedan agilizar”, señaló mencionando que hay interés para darle tramite el caso, por parte del nuevo superintendente, Billy Escobar.


Le puede interesar: Volver a sonreír

Este nuevo acuerdo, esperan que quede establecido antes del 10 de enero, teniendo en cuenta que las competencias iniciarían a mediados de ese mes y dar tiempo así para que se debata la afiliación en la Dimayor. 

Al preguntar sí es viable la participación del Cúcuta el próximo año, Jaramillo le dijo a Blog Deportivo que por el momento no, pero no lo descartó. 

“Por ahora no, pero usted sabe que la asamblea es autónoma y se puede reunir de forma extraordinaria citándola con 5 días de anticipación”, respondió el presidente que llegó en reemplazo de Jorge Enrique Vélez. 

A la ciudad le resta esperar si ese nuevo acuerdo de reorganización, en el que están involucrados la Alcaldía de Cúcuta y el Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte (IMRD) como acreedores de la sociedad, se da antes de mitad de enero para aspirar a actuar en 2022. De no lograrse los tiempos, Cúcuta estaría un año más sin fútbol. 

En referencia al reconocimiento deportivo, el cuál se encuentra vencido, el Ministerio del Deporte ha dejado en claro, por palabras del ministro Guillermo Herrera, que este no se podrá renovar si el equipo no está afiliado a la Dimayor y a la Federación Colombiana de Fútbol. 

¿Quién gerenciaría?

A la capital de Norte de Santander, como se ha dicho anteriormente, llegaría el empresario Carlos Ferreira, actual presidente de Alianza Petrolera, quien no ha encontrado respuesta económica positiva en Barrancabermeja, situación que lo tendría evaluando la opción de asumir al Cúcuta Deportivo. 

De cumplirse el acuerdo ante la Supersociedades, se tendrán que fijar los plazos para cancelar las deudas que llevaron al inicio del proceso de liquidación judicial el pasado 11 de noviembre de 2020.

La nueva presidencia llegaría a asumir el equipo con las deudas que quedaron pendientes del proceso de reorganización empresarial, que fue iniciado en 2013 ante la Supersociedades.

Frente a la opción de que este presidente llegará con una nueva figura deportiva, la fuente descartó esa posibilidad. 

“El equipo por el que se está trabajando para tener en Cúcuta es el Cúcuta Deportivo de 97 años de historia, el que entró al proceso de liquidación judicial”, subrayó. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda