Escuchar este artículo

Lo que puede suceder en la audiencia del Cúcuta Deportivo

Jueves, 13 de Agosto de 2020
La Supersociedades anunció el 27 de julio que los acreedores  presentaron quejas por incumplimientos en lo pactado.

El futuro del Cúcuta Deportivo puede empezar a definirse hoy, cuando a las 9:00 a.m. se reanude la audiencia de incumplimiento del club ante sus acreedores, citada por la Superintendencia de Sociedades en el marco del proceso de reorganización empresarial del equipo.  

Esta audiencia se reanuda luego de que la Supersociedades anunciara el 27 de julio que los acreedores Alcaldía de Cúcuta e Instituto Municipal de Recreación y Deportes (IMRD) presentaron quejas por incumplimientos en lo pactado en los encuentros anteriores. Además, se le suma que la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) denunció falta de pagos salariales, hecho que no debería presentarse cuando una empresa está en proceso de reorganización. 

Historial de la audiencia 

La Superintendencia de Sociedades anunció el 29 de noviembre del 2019 que el Cúcuta iniciaría la audiencia por incumplimientos el 20 de enero de este año. 

En el primer encuentro, las partes decidieron suspender con el fin de acordar y verse las caras el 24 de febrero. En ese periodo de un mes y cuatro días, las comunicaciones entre el Cúcuta Deportivo y la Alcaldía y el Imrd, no fueron las mejores. 

La relación estuvo en un punto crítico a tal punto que hasta el alcalde Jairo Yáñez propuso, un día antes de la reanudación, que entre todos los ciudadanos se comprara el equipo en llegado caso de presentarse una liquidación.

En la audiencia, la tensa relación se apaciguó con la presencia del expresidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, quien se prestó como garante para los pagos. Ese día se acordaron los pagos (que iban a efectuarse con el dinero de la venta de los derechos de televisión), pero como denunciaron los acreedores y es de conocimiento nacional, nunca llegaron. 

El 20 de abril debió reanudarse por segunda vez con el fin de verificar si se estaba cumpliendo lo acordado el 24 de febrero, pero no fue posible a causa del Estado de Emergencia Sanitaria decretado en el país por la pandemia de la COVID-19.

Dos posibilidades 

La audiencia que se llevará a cabo de manera virtual, busca que los acreedores recuperen sus dineros. A la Alcaldía de Cúcuta, el club le adeuda 452 millones de pesos mientras que al Imrd 909 millones.

La Opinión consultó a la firma Urazán Abogados Asociados, expertos en procesos de reorganización empresarial, en el que el Cúcuta está sometido desde el 2013.

En primera medida, Robert Urazán, experto miembro de la firma, aseguró que esta reanudación se hace para que el Cúcuta Deportivo presente diferentes alternativas para subsanar sus deudas en el proceso de reorganización. 

“Hay que tener en cuenta que el equipo ya lleva incumpliendo este acuerdo en diferentes oportunidades y este llamado se hace por los acreedores para que les presenten otras alternativas de pago, pues ya habían llegado a un acuerdo anteriormente que se cumpliría con los dineros de la televisión internacional, pero el Cúcuta se vio afectado y esos recursos no entraron”, aseguró el experto quien añadió que el equipo mediante su apoderado o representante legal, deberá presentar sus argumento al juez del concurso . 

A la consulta sobre los posibles escenarios que puedan presentarse en la audiencia, planteó dos situaciones. 

“Puede que se confirme la alternativa de pago, como ha venido ocurriendo o que se declare el incumplimiento del acuerdo y por lo tanto se inicie el proceso de liquidación judicial”, afirmó.

Como bien dice Urazán, una de las alternativas es que se continúe con el acuerdo con una nueva alternativa de pago. Está opción es bastante probable, teniendo en cuenta que la Superintendencia de Sociedades ha sido flexible con el Cúcuta. 

“A la tercera vez que una empresa incumpla el proceso de reorganización se va a liquidación pero en el caso del Cúcuta no ha sucedido así. Pero, si no hay un acuerdo de pago, entonces si puede que llegue a una liquidación judicial”, aseguró Urazán. 

La opción de continuar tomó fuerza con un trino del presidente del Cúcuta, José Augusto Cadena, en el que afirmaba que “Estamos trabajando fuertemente para lograr sacar adelante la audiencia programada para el día jueves 13 de agosto @SSociedades con dedicación y esfuerzo por nuestro Cúcuta”. 

Según pudo conocer este medio, hace una semana, Cadena presentó un escrito a la Alcaldía buscando una reducción en algunos impuestos, tema que estaba siendo estudiado. 

¿Liquidación?

El proceso es de liquidación es necesario cuando la empresa es inviable. Cuando no se recupera debido a una situación económica donde el pasivo supera al activo”, explicó Urazán.

La liquidación no necesariamente quiere decir que el equipo va desaparecer o que en su defecto dejará de jugar. El caso ejemplo es el del Deportivo Pereira, que fue liquidado hace siete años, tiempo en el que hasta fue campeón de la segunda división. 

Entonces, ¿qué significa entrar a una liquidación judicial? 

Urazán afirmó que en ese caso, el Cúcuta viviría una disolución de su persona jurídica, cesación de los órganos sociales e imposibilidad para desarrollar el objeto social, entre otros.

“Pero hay que tener en cuenta que puede realizar operaciones únicamente para los actos de la liquidación. Eso quiere decir que puede seguir jugando como tal, como paso con el Deportivo Pereira, porque de ahí vienen recursos que puede servir para la masa liquidatoria”, aclaró el experto.

“Con este proceso se busca la protección de los acreedores de la empresa y aprovechar al máximo el patrimonio del deudores para pagar”, añadió.

A la liquidación se llega, según lo establece el artículo 47 de la Ley 1116 de 2006, por medio de un incumplimiento del acuerdo de reorganización, como el Cúcuta lo ha venido haciendo.

Al momento de decretarse esta instancia, se nombra a un gerente liquidador. “La Superintendencia de Sociedades nombra a un liquidador que entra a ejercer como un gerente. Va a ser el puente entre la empresa y los liquidadores para velar con trasparencia los recursos”, dijo Urazán quien además recordó el artículo 48 de la Ley anteriormente mencionada, el que se le advierte al liquidador que su gestión deberá ser austera y eficaz.

En referencia a cuando termina el proceso de liquidación, el experto subrayó que termina hasta que se sanen a todos los deudores. 

“Ejecutoriada la providencia (cuando quede en firme la decisión) el club ya no podrá volver a generar un acuerdo de reorganización”, enfatizó. 

Sobre una lejana posibilidad de desaparición del club, el experto afirmó que se pueda dar cuando ya no tenga operación, ingresos, personal humano y no tenga la posibilidad de generar. 

La grandeza de la hinchada rojinegra podría ser un factor para que inversionistas se fijarán en club o también existe, vivida esa instancia liquidatoria, una subasta, como han querido hacer en Pereira.

Nuevos positivos para COVID-19 

Por medio de un comunicado, el Cúcuta Deportivo anunció ayer nuevos casos positivos en su plantel tras practicarse las segundas pruebas serólogicas. 

“Nuestro club realizó los días 10 y 11 de agosto, por segunda vez, las pruebas rápidas de COVID-19, dando como resultado a dos jugadores y un personal logístico positivos asintomáticos”, afirmó el club. 

Asimismo comentó que las tres personas se encuentran en aislamiento total mientras se practican los exámenes de control.  

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras