Escuchar este artículo

Necesitamos ganarle a Once Caldas: Pablo Garabello

Martes, 30 de Julio de 2019
El entrenador reconoció que ante Envigado el equipo tuvo un mal partido y que no se jugó bien.

Sin tiempo para lamentarse, el Cúcuta Deportivo continúa enfocado en su partido del sábado ante el Once Caldas en el estadio General Santander en donde  buscan retomar el camino del triunfo de las dos primeras fechas.

Los motilones hicieron un ejercicio de autocrítica y ahora comienzan a mejorar esos aspectos que les costaron los tres puntos ante Envigado.

El entrenador rojinegro Pablo Javier Garabello dijo que ese resultado los dejó tristes y  preocupados, porque habían arrancado muy bien, pero que el Cúcuta es un equipo en construcción y este momento iba a llegar por lo que lo toman de la mejor manera porque las derrotas permiten ver deficiencias que se pueden mejorar.

“No por ganar las dos primera fechas somos los mejores y no por haber perdido 1-4 somos los peores, tenemos que seguir trabajando y mejorando, pero lo más importante es corregir todo lo que se pueda para encontrar el equilibrio que necesitamos”, dijo Garabello.

El entrenador reconoció que ante Envigado el equipo tuvo un mal partido y que no se jugó bien, situaciones que no se deben seguir presentando si se quiere salvar del descenso y clasificarse entre los ocho.

Le puede interesar Envigado le tomó ventaja al Cúcuta

La necesidad de ganar de local 

El equipo sigue concentrado y es consciente de que debe ganar todos los partidos de local y ante Once Caldas buscarán hacer un gran juego que les garantice los tres puntos.

“Si ganamos de local vamos a estar muy bien. Pero eso sí,  intentaremos hacer lo que hicimos ante Rionegro y Santa Fe, ser un equipo serio, aguerrido, que intente atacar y  poner gente en el campo rival, pero  la derrota (del sábado anterior), no nos puede mermar la confianza. No somos un desastre ahora y tampoco éramos los mejores del mundo antes, hay que seguir metiéndole ganas”, aseguró Garabello.

Trabajo por líneas

El entrenador dijo que tienen claro cuáles son las falencias y que para el partido ante el Once Caldas la idea que no reflejarlas para no darle ventaja al rival. Trabajan línea por línea para fortalecer cada una de las funciones y dijo Garabello que si ve la necesidad de hacer algún cambio lo hará, pero fue claro en que no por el último resultado hay que “volverse loco con la nómina”, pues lo que se está buscando es tratar de mantener una regularidad que conlleve a formar un equipo capaz de ganar en cualquier escenario.

Sin embargo, el Cúcuta sí tendrá al menos un cambio obligado y será el del zaguero izquierdo Mauricio Duarte, quien fue expulsado ante el Envigado por agredir a un recoge pelotas.

Cúcuta mantiene la necesidad de sumar la mayor cantidad de puntos posibles para salir bien librado del descenso. El equipo motilón con 121 puntos está en la casilla 16 a solo seis de la zona del descenso directo. 

En la clasificación general de la Liga, los motilones son sextos con seis puntos  y a solo uno de Envigado, Cali y América que son los equipos que lideran la tabla.

Image
Magaly Rubio