Peluca, orgullo del fútbol en Chinácota

Domingo, 17 de Enero de 2021
31 años de edad cumplió ayer el futbolista de origen chinacotense.

Jhoan Manuel Arenas Delgado, conocido en el mundo del fútbol como  Peluca, es a sus 31 años el principal referente que ha dado el balompié chinacotense. Así lo certifican su estrella con el Medellín en el 2009, los cuatro títulos de primera división en Venezuela, sus participaciones en Copa Libertadores y la experiencia en la Liga de Kazajistán.

El camino recorrido no fue fácil. El hoy futbolista del Boyacá Chicó recuerda que desde los 5 años ha pedido de regalos balones, uniformes y guayos para jugar en el escenario principal de su municipio, el estadio Pedro León Estupiñán, del barrio Villa Olímpica.

“Yo empiezo entrenando con la escuela de Sady Carrero, jugamos el torneo de la Liga de Fútbol, viajábamos cada fin de semana a Cúcuta, hasta que llegó un partido contra el club Quinta Oriental. Mi sueño era jugar allá y don Elkin Uribe me vio y habló de la posibilidad de practicar con ellos”, afirmó.

En ese entonces, una de las dificultades era el recurso económico, pues viajar a la capital nortesantandereana para entrenar cada fin de semana era complicado. Por ello, sus padres, abuelos, tíos y demás familiares y amigos aportaron para que el sueño de ser futbolista profesional se mantuviese en pie.

“Tuvimos que pedirle la ayuda a la gente de Chinácota que tenía recursos en ese momento, recuerdo que íbamos casa a casa recogiendo aportes, no fue nada fácil”, dijo.

Los grandes partidos realizados con Quinta Oriental lo llevaron a dos torneos, uno en Sincelejo y otro en Barranquilla. Arenas recuerda principalmente la disputa en La Arenosa, pues le ganó el pulso a tal vez el mejor jugador de Colombia a nivel de mundiales: James Rodríguez.

“Era el Torneo de Asefal y ahí también quedé como mejor jugador, James estaba en ese entonces con Academia Tolimense y estábamos disputándonos el torneo y yo se lo gané, con la distinción como mejor jugador”, expresó el futbolista, que entonces tenía 11 años.

La actuación en la capital atlanticense le permitió probarse 15 días con el Deportivo Cali. Nuevamente, gracias a una colecta pública en Chinácota pudo viajar y mostrar sus actitudes con el balón.

Jugando con la Sub-13, en una categoría dos años menos a su edad, brilló también, pero los ‘azucareros’ no agilizaron el proceso de contratación, acción que realizó el Deportivo Independiente Medellín, que transformó ese jugador de categoría infantil a uno profesional.

“Ya estando con el Medellín todo fue diferente, yo recibí una plata con la que construimos la casa de mis padres, recibía un sueldo mensual, ya me podía comprar las cosas de moda de la época, realmente ayudaron a cambiar mi mentalidad y mi físico (…)”, sostuvo.

Estando con el ‘Poderoso’, Jhoan compartió equipo con grandes futbolistas como Juan Guillermo Cuadrado, Ómar Pérez, Jackson Martínez, ‘Choronta’ Restrepo, entre otros. A todos ellos, les aprendió algo, pero no olvida una experiencia al momento de debutar que tuvo con el goleador ‘Cha, cha, chá’.

Enfrentar al Boca Juniors en la mítica Bombonera fue un sueño cumplido del jugador, nacido en Chinácota /Zamora F. C.

“Yo debuté en la profesional con 16 años. Eso fue en Neiva, contra el Atlético Huila. Ese día tuve mi primera concentración y me tocó compartir habitación con Jackson Martínez. Él me habló mucho esa noche anterior y me regaló dos pares de guayos de primera calidad para jugar, yo ingresé por Ómar Pérez y me fue bien”, recordó.

La llegada de Leonel Álvarez al banquillo del DIM es a juicio de Arenas uno de los cambios que no le beneficiaron, pues el proceso, asegura, se vio estancado, por lo que tuvo que conformarse con ser campeón del finalización de 2009, sin aparecer en la ficha oficial de la final.

El no jugar fue el detonante para salir del DIM, buscando su primera oportunidad en el Cúcuta Deportivo, equipo al que llegó con muchas promesas en 2010, pero que nunca le definió su contratación, por lo que no pudo debutar.

Otro país

Entonces, su rumbo fue Venezuela, con el equipo de San Antonio. Luego, Arenas logró fichar con el equipo que terminó de impulsar su carrera, el Zamora F. C., escuadra con la que tocó la gloria.

“Fueron cuatro títulos de primera división, las experiencias en las Copas Libertadores, pude jugar contra Boca Juniors en La Bombonera, eso fue como un sueño porque muchas veces jugando en una cancha sintética que lleva ese nombre en la ciudad lo imaginé. Cuando enfrentamos al Mineiro tocaba a Ronaldinho para ver si era real, fueron muy buenos momentos”, sostuvo.

Tras Zamora vino el Estudiantes de Mérida y la experiencia en el Akzhayik, de Kazajistán, liga a la que no se pudo acoplar, regresando a Venezuela para militar en Academia de Puerto Cabello y el Atlético Venezuela.

Su regreso a Colombia fue en 2020, con el Cúcuta Deportivo. Solo pudo jugar en tres partidos y no fue profeta en su tierra. “Yo sé que faltó más en el Cúcuta, queda esa espinita, espero algún día volver. Por ahora, queda destacarme en el Chicó”, puntualizó.

Zamora fue el equipo que impulsó la carrera del futbolista nortesantandereano, logrando cuatro títulos de primera división.  / Zamora F. C.

Image
La opinión
La Opinión