Escuchar este artículo

Perdimos, pero somos un equipo que nunca se rinde: Méndez

Domingo, 3 de Marzo de 2019
El técnico del Cúcuta Deportivo perdió el invicto de siete fechas en la Liga Águila, ante La Equidad.

Después de siete fechas sin conocer la derrota en su regreso a la Liga, el Cúcuta Deportivo, dirigido por el argentino Sebastián Méndez, perdió la noche del sábado el invicto ante La Equidad (2-1), equipo al que sigue sin ganarle.

Sin embargo, el buen inicio que tuvo lo mantiene en la parte alta de la tabla con 17 puntos, detrás de Millonarios y Junior.

Los motilones mantienen un 80 por ciento de rendimiento y se conservan como uno de los equipos fuertes en la Liga. 

Lea además El Cúcuta Deportivo vuelve a soñar con una copa

Méndez ya había advertido que en cualquier momento podía llegar la derrota y no porque el equipo viniera mal, sino porque “así es el fútbol”.

“Perdimos nuestro primer partido, pero al equipo rival le costó mucho ganarnos. Yo rescato de mi equipo la entrega que tuvo y que nunca se rindió”, aseguró el entrenador, luego del partido.

Además reconoció que el equipo tuvo algunas falencias que le costaron el resultado, pero no entró en detalles individuales, pues aseguró que son un equipo y que si hay que corregir algo se debe hacer en conjunto.

“Jugamos un buen partido, pero en el fútbol muchas veces el resultado es accidental”, aseguró Méndez.

Así mismo reconoció que el campeonato hasta ahora está iniciando y que se trabajará en los errores que se cometieron y comenzarán inmediatamente a preparar su próximo juego en el que enfrentarán al Unión Magdalena.

Partido luchado

No fue el mejor partido de los motilones, sin embargo, lucharon hasta el último minuto por empatar e intentar ganar, pero las distracciones defensivas y los desaciertos en la delantera hicieron que el marcador no fuera diferente.

Le puede interesar La Equidad marcó su triunfo en casa ante el Cúcuta Deportivo

Según las estadísticas de la Dimayor, los motilones tuvieron una posesión del balón de 42,2 por ciento, pero un rendimiento en pases acertados de solo 22,6 por ciento ante un 83,7 por ciento de La Equidad. Cúcuta hizo 299 pases mientras que su rival logró 411. 

Lo que viene 

A pesar de la derrota, el Cúcuta se concentra ahora en su partido del fin de semana ante el también recién ascendido Unión Magdalena y quien no pasa por su mejor momento, pues está en la casilla 12 con solo 8 puntos. El último partido en el General Santander fue a finales del año pasado cuando el Cúcuta lo derrotó 2-0 y se coronó campeón del Torneo de la B.

Y es que, aunque solo se han jugado ocho fechas, la media de clasificación a los cuadrangulares es de 32 puntos al final de las 20 jornadas, de acuerdo con los campeonatos anteriores, el promedio mínimo de puntos que debe tener un club en la octava fecha es de 10 y justamente Cúcuta está dentro del rango. 

En teoría, a los motilones le quedarían por sumar 15 puntos para entrar entre los ocho, de los 36 que tiene por disputar. En casa tiene aún seis partidos por jugar, lo que le daría aún más posibilidades de lograr la clasificación a los cuadrangulares finales.

Aunque las matemáticas lo favorecen, el Cúcuta ha decidido ir partido a partido en busca de esa clasificación y de alejarse lo más posible del descenso, tarea que hasta el momento ha cumplido. Los rojinegros buscarán ahora retomar la senda victoriosa que los ha caracterizado en las primeras fechas.

Image
Magaly Rubio