Escuchar este artículo

Recuperar al Cúcuta Deportivo: un objetivo que suma fuerza

Jueves, 10 de Junio de 2021
"Vamos paso a paso. No podemos generar falsas expectativas. Hay que esperar, revisar, hacer las reuniones con la gente que corresponda. Nos estamos ayudando entre todos”, Juan Carlos Yáñez, vocero del grupo de empresarios.

Con la disposición de ayudar al regreso del Cúcuta Deportivo, un grupo de empresarios de la ciudad decidió unir sus fuerzas para acompañar a Arturo Acosta Villaveces, gerente liquidador de la institución, en su meta de recuperar la institución. 

Este grupo, que anunció el pasado lunes abiertamente su compromiso de brindar ayuda en diferentes campos, mantiene como ideal central la recuperación de la institución deportiva más representativa de la ciudad y solidificar unas bases para mantenerla jugando en el General Santander a lo largo de los años. 

“La idea es acompañar al liquidador quien nos dio un voto de confianza. Nos identificamos con un plan que trazamos para ir paso a paso trabajando, en una primera instancia, para recuperar el reconocimiento deportivo. Buscamos hacer un Plan Estratégico, Financiero, Administrativo y Deportivo, con un código de buen gobierno para que sea una entidad que se mantenga en el tiempo”, afirmó Juan Carlos Yáñez Arenas, vocero del grupo. 

Jorge Luis Pinto, José Fernando Bautista, Jorge Maldonado, José Eustorgio Colmenares, Estefanía Colmenares Hernández, José Miguel González, Hugo Lóndero, Manuel Díaz, Raúl Colmenares, Juan Francisco Yáñez, Juan Carlos Yáñez, Juan Pablo Lóndero, Álvaro Salgar  y Misael Zambrano, fueron los empresarios que se reunieron y comprometieron con Acosta Villaveces. 

¿Cómo surge la agrupación?

La Opinión conversó con Yáñez Arenas, quien explicó el proceso que llevó a la agrupación de este conjunto de cucuteños ampliamente reconocidos en la ciudad por su trasegar empresarial. 

“Conozco al Dr. Arturo y me dio ilusión cuando lo nombraron como liquidador. Sé lo correcto que es personalmente y profesionalmente, eso me dio tranquilidad de que el equipo no iba hacía una muerte lenta sino por el contrario se buscarían soluciones para llegar a un buen puerto. Le hablé, le dije que contara conmigo para lo que necesitara y tuve una respuesta positiva, pues le habían aconsejado tener un grupo asesor conformado por gente representativa para que le ayudara con el tema”, narró Yáñez quien ayudó a conformar el grupo que antes de la reunión presencial, ya habían tenido conversaciones virtuales.

¿Dividido de la fundación Amigos del Cúcuta Deportivo?

Una de las primeras acciones que desarrolló el grupo fue contactar a la fundación Amigos del Cúcuta Deportivo, presidida por Jorge Luis Pinto, para invitarlos a unir fuerzas. 

“Cuando nos contactamos entre todos, lo primero que hicimos fue llamar a la fundación que generosamente consiguió los fondos para pagar la deuda del reconocimiento deportivo. La reunión fue muy positiva, con receptividad al cien. Nuestra intención no es dividir sino entre todos ser un solo equipo para unir fuerzas. Básicamente es un trabajo conjunto. Estamos unidos, sabemos cómo ir adelante pero queremos ‘aprender a gatear para caminar y luego correr’. Vamos paso a paso”, aseguró Yáñez quien dejó claro que todos apuntan al bien común y no hay ningún interés particular. 

Primera meta: recuperar el reconocimiento 

Desde octubre de 2020, el Cúcuta se encuentra sin reconocimiento deportivo tras una sanción impuesta por el Ministerio del Deporte, al hallar incumplimientos laborales entre diciembre de 2018 y agosto de 2019 en la institución. 

Esa ‘licencia’ está a puertas de recuperarse gracias al pago de las obligaciones que llevaron a la sanción, ya ejecutadas, según dio a conocer Acosta Villaveces en una solicitud enviada al Ministerio. 
Esta deuda fue cancelada gracias a un aporte de 106 millones de pesos dado por la fundación Amigos del Cúcuta Deportivo. 

“Una vez tengamos el reconocimiento tenemos que ver cómo hacemos para formar un equipo competitivo. Vamos paso a paso, no quiero adelantarme a nada. Debemos ir paso a paso buscando las cosas”, dijo Yáñez. 

Otra de las premisas que tiene el grupo es empezar a organizar y conocer de fondo el estado de la institución rojinegra. 

“Organizaremos la contabilidad el equipo, saber qué hay y que no, qué activos, qué pasivos y definir todo para acompañar al liquidador. Habrán necesidades económicas, no podré decir todavía cuando, pero tenemos que ver cómo organizamos el plan comercial y administrativo para que las cosas se den como debe ser. Todos estamos comprometidos”, explicó. 

La reafiliación ante Dimayor, el tema más crucial 

Si bien el equipo puede recuperar su reconocimiento deportivo, aún no es claro que la Dimayor, hoy en día conformada por 35 clubes, acepte su reafiliación. 

Ante ella, la Supersociedades ha ordenado el embargo y secuestre de los bienes del Cúcuta en la entidad pero esta ha hecho caso omiso manteniendo el discurso de que no le pertenece nada. 

A la pregunta sobre si apoyarán jurídicamente al liquidador en esta batalla, Yáñez dijo: “Creo que el liquidador tiene un grupo jurídico profesional pero también nos corresponde a nosotros ver cómo organizar. La decisión de la reafiliación no es de alguien, es una decisión de los equipos que pertenecen al fútbol colombiano. Debemos hacer el trabajo que nos corresponde para volver. Pero sin reconocimiento no podemos hacer nada, tenemos que recibirlo y renovarlo”. 

A pesar de ser un paso importante, recuperar el reconocimiento no significa que se garantice el regreso al profesionalismo. 

“Por eso me gusta decir que vamos paso a paso. No podemos generar falsas expectativas. Hay que esperar, revisar, hacer las reuniones con la gente que corresponde. Nos estamos colaborando entre todos. Tenemos un grupo multidisciplinario, con conocimiento deportivo, jurídico, administrativo, financiero. Seguiremos adelante y como lo digo abiertamente, con el objetivo claro”, aseguró Yáñez.  
 

Image
La opinión
La Opinión