Técnico del Cúcuta habló sobre la polémica celebración del Bucaramanga

Martes, 3 de Marzo de 2020
Artigas dijo que el respeto va por encima de cualquier folclore.

Luego de que se desatara una polémica entre los hinchas rojinegros tras la celebración de Diego Herazo y Bernardo Manzano en la que simulaban orinar como perros el banderín de la esquina noroccidental de la grama del General Santander, el equipo motilón instauró una queja ante la Dimayor por dicha acción. 

Herazo, quien vistió la camiseta rojinegra en 2017, anotó al minuto 72 el único tanto del ‘Clásico del Oriente’ colombiano disputado el pasado domingo por la fecha siete de la Liga Apertura 2020, en un estadio casi vacío ya que la hinchada en forma de protesta no ingresó y celebró el ‘Día del Hincha Rojinegro’ en la Plaza de Banderas.  

Jorge Artigas, director técnico del Cúcuta Deportivo, dijo que los mismos que sancionaron a Matías ‘Coquito’ Rodríguez  con 52 millones de pesos y 15 días de suspensión por simular un penal, deben revisar esa provocadora celebración. 

“A mí no me gusta que vengan a hacer lo que hicieron. No voy a salir a solucionarlo, pero si empezamos a corregir en todos los aspectos, sería justo para todos. Hay casos que se deben marcar como ejemplos, como lo hicieron con nuestro jugador”, afirmó Artigas en referencia a la celebración. 

Además señaló que “el respeto va antes de cualquier folclore. Si yo molesto a otro, no es ningún folclore. Un gol lo tienes que gritar con tu gente, con tus compañeros y no hacer actos de ese tipo. Para mí, la emoción de celebrar un gol es lo más lindo que hay pero no hay que involucrar al rival”.  

Por su parte, ‘Coquito’ Rodríguez dijo que cree que hay que medir con la misma vara a todos. “Esto no depende de nosotros sino de la Dimayor y si no hace nada, ya está, ya paso”, subrayó el volante que ya estaría habilitado para el próximo duelo ante Jaguares. 

Lea además Cúcuta Deportivo sigue sin ganar en la Liga 2020

Un clásico con nueva caras 

Artigas envió a la cancha por primera vez en el año a Winston Ramírez, lateral derecho y Auli Oliveros, volante ofensivo. Asimismo incluyó a los juveniles José Orlando Pérez, Juan Pablo Marín y Michell Ramos. 

Al final del encuentro, Ramírez y Ramos, sufrieron una fatiga muscular. Pero, ¿qué dejó la inclusión de estos jugadores?

Para Artigas los juveniles dejaron todo en el campo y estuvieron a la altura comprendiendo el contexto que vive el equipo (último en la tabla y con una hinchada peleando con el presidente del club, José Augusto Cadena). 

“Están un poco lejos de la forma futbolística que pretendemos. Pero vamos a trabajar en eso. Estoy muy contento por los debuts. Auli no es de acá (proviene del Atlético Bucaramanga), pero estaba encendido. Vamos encontrando una base”, contó el estratega uruguayo.

Sobre la parte anímica del club, el técnico que lleva dos partidos con al mando del Cúcuta, dijo que afecta pues no son ajenos a la situación. “Los jugadores tienen redes sociales que miran y leen. Nuestro mensaje es a no contaminarse de ondas negativas o cosas que pasan afuera que no nos corresponde. Debemos enfocarnos en lo estrictamente deportivo”, señaló Artigas. 

Otro factor que llamó la atención, fueron los seis jugadores que terminaron acalambrados. Ignacio Rama, preparador físico del club, dijo que se presentaron por la presión psicológica del encuentro, intensidad del juego y falta de competencia.