Formulario de búsqueda

-
Domingo, 24 Diciembre 2017 - 6:30am

Agustín Díaz, el bombero más antiguo de Cúcuta

“Seré bombero hasta que muera”, dice el apagafuegos con 47 años de servicio.

Mario Franco
El 10 de agosto de 1969 ingresó al Cuerpo de Bombreros de Cúcuta, como voluntario.
/ Foto: Mario Franco

Una mañana de diciembre en Cúcuta, sentado sobre el camión de bomberos, junto a su maquinaria, se encuentra Agustín Díaz, capitán del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cúcuta.

Mientras frota sus brazos por culpa del lluvioso día que cubre la ciudad, Díaz se embarca en la máquina del tiempo para revivir momentos de adrenalina, angustia, dolor y felicidad en su ardua labor como bombero. 

Lo que comenzó como un juego y deseo de niñez, se convirtió en una pasión de vida.

El 10 de agosto de 1969 dio sus primeros pasos en su profesión. Se inició como voluntario y en tan solo un año fue ascendido.

Le puede interesar 65 años de vida tiene el policía más antiguo de Cúcuta

A sus 66 años tiene claro que su vida es la institución, y hasta su último aliento estará disponible para ella, “con amor, entrega y fe”. Pese a que es una labor que no cuenta con un salario, pero sí “con mucha vocación”.

Su vida transcurre, pero no como cualquier otra, sino con la zozobra de que los casos de accidentes aumentan y que no respetan hora ni fecha de calendario.

El 17 de marzo de 1988 empezó como un día tranquillo, sin imaginar que sería la fecha que recordaría para siempre, y no por un evento especial sino porque se avecinaba una gran tragedia que lo marcaría.

Llega el aviso y le dicen: ¡Emergencia! Ajusta su uniforme, alista su equipo y emprende camino hacia el lugar de los hechos.

Tras dos horas de recorrido, lo que ve lo deja pasmado y sin palabra… Frente a sus ojos estaban pedazos de un avión de Avianca que había chocado contra el cerro El Espardillo.

Después de un par de segundos reacciona y procede a actuar junto con todos los socorristas.

“Como si no fuese suficiente con ver un avión destruido, me entero de que habían más de 130 personas allí”, relata con tristeza.

En medio del desastre estaban la Cruz Roja, la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos… Las ganas de ayudar no dejaban ver con claridad la magnitud de la tragedia. 

“Muchos guardábamos las esperanzas de salvar vidas”.

Aprieta sus manos, su mirada se cristaliza, enojado y con un tono de voz alto dice: “la realidad era una, y ya no se podía hacer nada para cambiarla. ¡Más de 130 muertos!, cientos de familias destrozadas de dolor por ese lamentable accidente y yo… Con un nudo en la garganta, no pude evitar sentir tristeza, más allá de ser bombero soy un humano; esas situaciones no son fáciles de presenciar”.

Lea además Botello, el cura que ha enfrentado a los mil demonios

“Vi más la otra vida que esta”, recalcó. “Las personas estaban esparcidas por todo lado, fue terrible”.

Los brigadistas continuaron el rescate, y hasta donde supo, fueron pocos los restos humanos que se encontraron. La mayoría de ellos murieron quemados.

Fue un hecho lamentable. Pese a ello, continuó su vida y su labor con la esperanza de que el carro de bomberos solo ruede para desfiles, bonitos actos y no para tragedias. “Desearía que las tragedias no tocaran más al mundo”.

Díaz no niega que el miedo siempre está allí y más, cuando una emergencia se presenta, pero sus ganas de ayudar, sin importar los 12 kilos que pesa su equipo personal,  superan cualquier temor que siente.

Pese a tantos momentos difíciles, con orgullo afirma que si tuviese la oportunidad de elegir nuevamente una profesión, sería bombero sin pensarlo dos veces.

“A mi equipo de trabajo y a la gente les dejo mi servicio y respaldo incondicional”.

Los casos más comunes que ha tenido que atender son los incendios en lotes.  Ha visto muchas personas quemadas y que mueren por la misma causa. 

En un incendio, al momento del rescate, vio a una madre junto a su niño de tres años muertos, encerrados en un baño. Solo buscaban esconderse del fuego, sin imaginar, que los gases letales los asfixiarían. Relata con tristeza.

Un día se dejó llevar por su amor y ganas de salvar vidas, e hizo lo “más loco” de su vida como bombero.

“Me metí de civil a apagar un incendio sin equipo en el centro comercial La Estrella. Entraba y salía sin ninguna protección”.

Agustín, junto con su equipo ha salvado un sinnúmero de vidas, pero también ha tenido que ver cómo otras terminaron trágicamente. 

“Los bomberos no tienen fronteras”, dice con orgullo.

Las recomendaciones

Aunque las tragedias son un cuento de nunca acabar, Agustín espera que las familias se preparen y hagan simulacros, ya que Cúcuta está en alerta amarilla por sismos.

Además, espera que dejen de lado la pólvora a un lado y que sus pupilos actúen  con dedicación, valentía y siempre lo den todo “como lo dimos nosotros”.

Por fortuna, en medio de tantas desgracias, ningún compañero ha muerto en servicio. 

Díaz tiene claro que su institución es sinónimo de aprecio y benevolencia, por ello exclama con nostalgia que es su segunda familia.

Después de 47 años de servicio, prestados con orgullo, Agustín Díaz seguirá con su pensión a cuestas, portando su uniforme y con la vocación intacta junto a ese brillante camión “hasta que muera”.

Bitácora profesional

¿Ha superado algún récord de tiempo para atender una emergencia?

Sí, rompí el récord de aquí a San Cristóbal. Era de 55 minutos y yo me eché 48.

¿El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cúcuta atiende emergencias en Venezuela?

Sí. Siempre y cuando se haga la solicitud de comando a comando.

¿Cuáles eran los uniformes de los bomberos cuando usted inició?

No se contaba con los equipos tecnificados de hoy en día. Usábamos un caucho negro en la cabeza, un casco y unas botas negras. 

¿Un bombero recibe salario?

El sueldo solo se le daba al bombero que estaba al servicio 24 horas, y este no alcanzaba el salario mínimo. Para conseguir esos recursos, la institución prestaba diferentes servicios a la ciudad, como vender agua en carro-tanques. Desde 1995 la Alcaldía destina una parte de recursos propios para la institución.

¿Cuáles reconocimientos ha tenido como bombero?

La Alcaldía me dio el reconocimiento como mejor bombero del año en 2011. Otro me lo dio la institución por mi mérito y gestión como comandante.

¿Por qué no continuó como comandante?

Por cuestiones de salud. Tengo hernias en la columna.

¿Desde qué edad un bombero deja de ser operativo?

A los 65. El que desee continuar, lo puede hacer como administrativo.

Astrid Genes | Practicante de periodismo

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Entretenimiento
Artículo

Cucuteños madrugaron con Silvestre Dangond

Fue un concierto a todo dar en la plaza de banderas.

Alfredo Estévez
Región
Artículo

En 200% aumentaron urgencias hospitalarias

En estas unidades hay pacientes tirados en el suelo, sobre camillas en los pasillos, y en improvisadas sillas. 

Cortesía
Publicidad
Fútbol
Artículo

‘El VAR es muy necesario en Colombia’

El presidente de la Dimayor, explicó que la implementación del VAR tardaría al menos 18 meses.

Colprensa
Ocaña
Artículo

Exaltan trabajo zoogénetico que hace la Ufpso

La universidad participó en la versión número 69 de la feria ganadera en Bucaramanga.

Cortesía
Publicidad
+ Deportes
Artículo

Queiroz no será DT de la Selección Colombia

Varios medios aseguraban que el entrenador podría llegar este semestre a la tricolor, pero seguirá en Irán.

AFP
Judicial
Artículo

Lo mató porque le pidió que no se drogara frente a una iglesia

Kevin Mendoza fue capturado por la Policía y deberá responder por el delito de homicidio.

Cortesía
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Cultura
Artículo

Gardeazábal le canta la tabla a los colombianos

Aunque ha sido blanco de varios atentados, el periodista y escritor vallecaucano se siente satisfecho de lo que ha hecho. 

Colprensa
Política
Artículo

Líderes de barrios le piden a Reyes aspirar al Concejo de Cúcuta

También recordaron que durante su paso por la Asamblea, estuvo siempre al servicio de la gente.

Cortesía
Publicidad
Cultura
Artículo

Constain y sus ensayos históricos

La nueva obra del payanés es ‘Ningún tiempo es pasado’.

Colprensa
Política
Artículo

Partidos tradicionales y un debilitamiento programático

Liberales y conservadores viven un mal momento.

Archivo Colprensa
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.