Escuchar este artículo

Arroceros levantaron el bloqueo vial en Patillales

Sábado, 8 de Mayo de 2021
El cierre vial entre Cúcuta-Puerto Santander mantuvo represados los camiones de recolección de la basura, generando una emergencia sanitaria en 120 barrios de la ciudad y el área metropolitana.

Después de tres días de cierre, por las manifestaciones sobre la carretera, los cultivadores de arroz levantaron ayer el bloqueo que mantenían en la vía Cúcuta-Puerto Santander, situación que había generado acumulación de basura en el área metropolitana ante la imposibilidad de llevar los residuos al Parque Tecnológico Guayabal.

A pesar de las conversaciones con la administración departamental y municipal, los arroceros habían decidido continuar con la protesta que incluyó el bloqueo en el sector de Patillales.  

En las primeras horas del día se especulaba sobre la apertura de la vía, sin embargo por múltiples inconformismos, los productores decidieron mantener las barricadas hasta que pudieran conversar con un funcionario del Gobierno Nacional. 

Hacia las 11:40 de la mañana, los campesinos establecieron comunicación con el Ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro, y con el representante a la Cámara Jairo Cristo.

El compromiso directo del ministro de venir al departamento el próximo lunes 10 de mayo, para establecer unas mesa de diálogo con los representantes del gremio arrocero y llegar a un acuerdo que los beneficie en el mediano y largo plazo, permitió que el sector levantara el bloqueo.

“Son varias  las peticiones que queremos que sean escuchadas, los precios del arroz están muy bajos y eso nos afecta en gran medida, necesitamos que el Gobierno Nacional ponga un precio techo y uno mínimo, si no estamos condenados a desaparecer o a cultivar cosas que sí nos generen ganancia como la cocaína”, indicó Isaac Roa, representante del  gremio.

Cúcuta, afectada por las basuras

El cierre de la vía generó que los camiones recolectores de la empresa de aseo Veolia  no pudieran llevar los residuos sólidos a su disposición final, en el Parque Tecnológico Guayabal.

En consecuencia, más de 400 toneladas de basura quedaron cargadas en 27 camiones compactadores que no pudieron desplazarse hasta el relleno sanitario, razón por la cual unos 120 barrios de Cúcuta y su área metropolitana  se vieron afectados.

Los sectores que vivieron esta problemática de forma directa al no recibir  el servicio diurno de recolección fueron el municipio Los Patios y las comunas 9 y 10 y parte de las comunas 2 y 8 de Cúcuta. Así mismo, se presentó un retraso en el servicio nocturno de recolección del miércoles en las comunas 5, 6 y parte de la comuna 2.

El operador del aseo envió distintas recomendaciones a los usuarios, mientras se superaba la emergencia, entre ellas almacenar los residuos en doble bolsa y sellarlos, evitando su contacto con el aire, mantener los residuos dentro de la casa hasta que se activara el servicio, mantener los residuos cárnicos en el congelador, y hacer la debida separación de los residuos. Sin embargo, pasados tres días la basura ya se veía en las calles principales de estos sectores, generando focos de contaminación. 

“Pedimos disculpas a los cucuteños por la situación ambiental que se presentó, pero también les pedimos que nos entiendan, si no llegamos a estas instancias, los altos mandos nunca nos iban a escuchar”, dijo un representante del gremio de arroceros. 

Paulo Becerra, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Guaimaral, manifestó que fueron días críticos porque ya los malos olores estaban afectando a las comunidades ante la presencia de la basura que algunos habitantes habían dispuesto en calles, separadores y algunas esquinas de las zonas residenciales y comerciales.  

La empresa de aseo comunicó que ya se activó el servicio de recolección en Cúcuta y el área metropolitana, sin embargo comenzarán a prestar el servicio en los sectores que ayer les correspondía la recolección y en las vías principales de los municipios.

Image
La opinión
La Opinión