Escuchar este artículo

Así intentan predecir en Cúcuta los números ganadores de la lotería

Las apuestas se disparan en la época decembrina.

Las semanas posteriores al accidente aéreo de una avioneta que se precipitó a tierra en Medellín con un saldo lamentable de ocho fallecidos, las empresas de lotería de Antioquia revelaron que el número 5121, correspondiente a las siglas del aparato, llegó a su tope.

Los apostadores se habían echado a la suerte con la cifra, convencidos de que la combinación de esos cuatro números les daría el acierto para ganar en el sorteo y las empresas prefirieron limitar su venta alegando motivos de responsabilidad empresarial para proteger la reserva que garantizara su premiación.

Hechos como este se repiten con cierta frecuencia. El 25 de agosto, alrededor de cuatro mil personas ganaron el premio mayor de la Lotería de Bogotá con el número 1108 que coincide con el lote donde reposan los restos de Diomedes Díaz, repitiendo el hecho que se vivió en el 2015 cuando 1.280 colombianos se la jugaron por esa cifra y ganaron.

Coincidencias o no, “la suerte está echada” como dijo en una de sus letras el ‘Cacique de la Junta’ y en estas cuestiones del azar son muchas las creencias que de vez en cuando coinciden y con los hechos se alinean.

Números de fechas de nacimiento, placas de vehículos, números de casas, revelaciones en sueños, últimos dígitos de los documentos de identidad y hasta fechas de alguna celebración de la virgen son los más demandados en los puntos de ventas del chance de Cúcuta. 


Lea también: Esta mujer sería el amor de Linda Caicedo


Así los van ligando, invertidos, combinados con algún número de la suerte, el que más salió en la semana o los conocidos como los “demorados” un hasta que, por fuerza o por fe, la suerte los bendice.

“Todos los días yo apuesto mis 20 mil pesitos en el chance y siempre gano”, afirma Yorman Gutiérrez mientras avanza en la fila de un punto de apuestas. 

Es cucuteño, de a pie, y se pierde en la algarabía de la avenida novena, en pleno corazón de la ciudad para apostarle 2.500 pesos al número 1438 para el sorteo del mediodía. 

“Yo voy por la calle mirando números. De repente veo una placa de un carro y ese es el que me juego”, afirma mientras señala en el trancón la fila de vehículos. 

Comenta que los veinte mil pesos los invierten en varias compras al día y aunque no en todos acierta, siempre gana, afirma. 

Justo frente a él, uno de los apostadores que se le adelanta en la fila sonríe. Como el primero, tiene el hábito de jugar a la lotería, pero su número siempre es uno fijo. “1209 porque es la fecha de nacimiento de mi nieta, yo no lo cambio, siempre le apuesto al mismo”, revela.

En temas de los agüeros, no todos quieren mencionar el “truco” pero por estas fechas hay una creencia colectiva y es que cerrando el año, cierto misticismo envuelve al espíritu navideño y con él, llega la suerte.

Image
Así predicen los cucuteños los números de la lotería

A lo seguro

“En Navidad la gente quiere ganar”, dice Omaira, una amable vendedora de un centro de apuestas ubicado en las inmediaciones del Parque Santander. 

Con esa frase interrumpe el debate que, a su diestra, intenta responder entre los visitantes ¿A qué le apuestan los cucuteños?

“La gente que compra chance casi siempre es la misma. Hay algunos que vienen ya con su número en mano, pero otros se dedican a sacar su pirámides con los libros de numerología y sobre todo ahorita en diciembre, las ventas se duplican”, afirman con vehemencia.

Le da la razón, Miguel Naún Rueda, quien tiene 42 años recorriendo el centro de Cúcuta para vender chance y lotería. “A toda hora juegan, solo que en Navidad hay más platica y la gente cree que cuando hay plata hay suerte”, confirma. 


Le puede interesar: ¡Qué suerte! Cuando iban a robar a mensajero se les apagó la moto


Naún tiene 73 años de edad. Es oriundo del municipio La Playa de Belén pero se radicó en Cúcuta cuando alcanzó la mayoría de edad. Trabajaba en la Federación Nacional de Cafeteros descargando bultos, pero se incapacitó por un accidente laboral en 1979.

“Ya no podía cargar peso y como me la pasaba en la calle conocí a un vendedor de chance callejero porque en ese tiempo no era legal la lotería y con él empecé hasta hoy que llevo en día, tengo mi vida entera en esto”, contó.

En el año 2015, recuerda, una cucuteña le sacó 110 millones de pesos con un sorteo del Motilón y desde entonces se convirtió en su más fiel apostadora. 

La hazaña la repitió dos años después con 23 millones. “Ella dice que solo me compra a mi porque conmigo está comprada su suerte”, comenta con un ápice de picardía.

El vendedor también le apuesta de vez en cuando a los sorteos y con discreción revela su número ganador. “Siempre me juego el mismo”, predice. 

Image
Así predicen los cucuteños los números de la lotería

 

“La gente es muy agüerista” 

Camilo Rodríguez, subgerente comercial de Super Giros en Norte de Santander, otrora Apuestas Cúcuta, afirma que la región tiene una alta demanda en juegos de azar por tratarse de una zona de frontera. 

Sostiene que los jugadores de chance y lotería en Cúcuta tienen un perfil algo definido. Por lo general son personas que superan los 37 años de edad porque los más jóvenes le echan más suerte a las apuestas deportivas. 

El gerente indica que el poder adquisitivo también es característico y es que los nortesantandereanos de los estratos 1,2 y 3 son los que más buscan alivios económicos en las loterías. “Aquí tenemos 27 sorteos en total y calcular el número de ventas que tenemos al día es algo imposible”, dijo.


Entérese: Inaugurado el Parque Playa, atractivo turístico para Cúcuta


Por otro lado, confirma la idea de que el apostador tradicional o natural tiene su enfoque fuerte en diciembre, “porque es cuando llega la prima. Hay que comprar los regalos y es la necesidad de él, rezándole a la Virgen para que me gane el chance para comprar los regalos, para hacer los buñuelos, para comer la natilla”, comenta.

Rodríguez amplía un poco la lista de agüeros de la gente para comprar un número ganador. “Hay unos que buscan la mariposa de la suerte, en la Costa buscan números en el pescado cuando lo sacan del mar, la gente es muy agüerista”, dice.

El subgerente comercial de Super Giros también tiene su número ganador y es el que identifica su apartamento, confiesa. Finalmente, de agüeros todos tienen un poco, hasta quienes se creen que “las supersticiones traen mala suerte”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 11 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión