Escuchar este artículo

Atención en Imsalud, también al límite

Lunes, 16 de Septiembre de 2019
La afluencia de pacientes de Venezuela empezó a desbordarse en todas las Ips del municipio, lo que preocupa a las directivas de la Ese Imsalud.

El inusitado incremento de inmigrantes venezolanos en Cucuta podría en cualquier momento poner en serios aprietos a las autoridades de salud del municipio para atender la demanda local .

La advertencia la hizo la gerente de la Empresa Social del Estado (Imsalud), Katerine Calabró, al precisar que este temor radica en la incapacidad que pueda tener la institución para brindar atención a tantos venezolanos que acuden a las 37 Ips y a las 6 Unidades Básicas de Atención en Salud del municipio.

A esto se suma el hecho de la cartera morosa del Gobierno Nacional con Imsalud que, a julio del presente año, ya sobrepasaba los 1.200 millones de pesos, dijo la funcionaria.

Es un hecho que la atención puede flaquear en cualquier momento si no contamos con la plata que nos deben, dado que a más usuarios por atender se requiere también más personal médico, medicamentos y logística, advirtió Calabró.

El ministerio de Salud  nos pide que atendamos las urgencias, sin embargo, en muchas ocasiones atendemos otros aservicios como promoció y prevención, dijo.

Este año, por ejemplo, con corte a 30 de julio, se contabilizan ya 9.899 atenciones de venezolanos. Parte de esta población tiene Permiso Especial de Permanencia, pero la mayoría no, precisó Calabró.

Dijo que la vacunación es un servicio que se presta a todos los venezolanos, al igual que las urgencias.

Este año ya son 72 los partos de venezolanas que se han atendido, algunos con hospitalización.

En cuanto a la cartera morosa, Calabró dijo que de la vigencia pasada aún les deben 300 millones de pesos, y en lo que va corrido de la actual la deuda asciende a  los 1.246 millones de pesos.

Nosotros solicitamos al IDS el pago de estas cuentas pendientes y la respuesta que nos dieron en agosto es que nos iban a desembolsar 609 millones de pesos, hecho que no se ha cumplido, subrayó la directora de Imsalud.

Dijo que es  preocupante porque no podemos suspender la atención. Nos ha tocado atender esos insumos con nuestros propios recursos, y por ello el temor de que se llegue a afectar la atención a los cerca de 400.000 usuarios nuestros de Cúcuta.

Para que esto no ocurra, a Imsalud le ha tocado aumentar el recurso humano también.

En junio empezó a incrementarse la atención de venezolanos más fuerte que meses anteriores. Por urgencias tenemos 1.430 atenciones, precisó Calabró.

Ips Boconó

La funcionaria expuso que un apoyo efectivo que están recibiendo proviene de la oenegé AmeriCare, en la Ips Boconó, donde se presta consulta general y entrega de medicamentos a inmigrantes venezolanos. 

Se está en los trámites de suscribir un convenio con la oenegé MedGlobal para atender embarazos de alto riesgo. Los controles a las mamás del vecino país nos preocupan porque  nos están llegando con cuadros de alto riesgo debido a que allá en venezuela no han tenido controles prenatales.

En esta organización ellas recibirán la atención y los examenes que requieran también, dijo Calabró.

Ana María Reyes llegó ayer con sus dos hijos de 10 y 12 años, procedente del estadoYaracuy, Venezuela, en busca de atención médica en la Ips Boconó.

Ambos presentaban diarrea y fiebre desde hace dos días, por lo que los traje para que me los viera el médico “en vista de que allá en Yaracuy no hay ni gasa en el hospital”, dijo la mujer.

Carlos Jiménez, de 55 años, procedente de Rubio, dijo que se vio obligado a venir a Colombia por una hernia que está a punto de estrangularse. “Tenemos la bendición de que aquí en Cúcuta nos atienden y nos suministran los medicamentos, una oportunidad que allá en nuestro país no tenemos, dijo.

Calabró dijo que hasta ahora la atención se ha brindado con recursos propios, pero es un hecho de que si no nos cumplen con la cartera la atención va a colapsar en cualquier momento.

Image
La opinión
La Opinión