Atención a venezolanos agudizó crisis del hospital de Cúcuta

Viernes, 31 de Marzo de 2017
Desde que se reabrió la frontera, al Huem han llegado cerca de 3 mil 600 extranjeros buscando atención médica.

Lo que le ocurre al Hospital Universitario Erasmo Meoz (Huem), según sus directivas, además de injusto es inaceptable.

Desde el año pasado, cuando se reabrió la frontera, al Huem han llegado cerca de 3 mil 600 extranjeros buscando atención médica, en su gran mayoría, mujeres a punto de parir; otras, con hemorragias; heridos y víctimas en crisis aguda de hipertensión arterial.

Un servicio que, a juicio del director del hospital universitario, Juan Agustín Ramírez, se ha prestado de manera transparente y profesional, pero que no compensa el gran esfuerzo de la institución. 

“Estamos trabajando ¿a cambió de qué?”, se preguntó el gerente, quien reveló que por la atención de venezolanos, hasta febrero se llevaba acumulada una deuda de más de 3 mil 200 millones de pesos.

Por dicha deuda nadie responde, no hay dolientes, denunció Ramírez, al tiempo que reclamó al Gobierno Nacional una solución a esta descompensación financiera que está enfrentando el hospital, la cual se agudizó esta semana con la sobrecarga de atención generada por los usuarios de Eps como Cafesalud y Coomeva, a quienes ninguna clínica presta servicios, por no existir contrato vigente (ver recuadro).

Ramírez manifestó que en la actualidad esta superpoblación de usuarios le generó al hospital un colapso en los departamentos de urgencias de adultos, pediatría y gineco-obstetricia, debido a que la capacidad de médicos, enfermeras y auxiliares es inferior a la cantidad de pacientes que se están recibiendo.

Solo en la unidad de gineco-obstetricia, en marzo el hospital atendió 92 partos. “No es que no queramos atenderlas por el hecho de ser venezolanas, porque sería inhumano, pero sí queremos ser claros con esto: nosotros no tenemos ánimo de lucro, pero tampoco tenemos ánimo de pérdida”, subrayó Ramírez.

Por la sobrecarga de atención de usuarios, las directivas declararon la alerta amarilla, a la espera de que las autoridades de salud den una solución a esta crisis.

En la actualidad hay ocupación de más del ciento por ciento en las urgencias de adultos, y en las unidades de pediatría y ginecología y obstetricia. Otros recursos también están saturados.

¿Quién debe pagar?

Para el gerente del Huem, Juan Agustín Ramírez, el responsable de la deuda por la atención de los venezolanos es el Gobierno Nacional, es decir, el presidente Juan Manuel Santos, porque esta crisis se desató por una política de frontera, responsabilidad del Estado.

Ana María Moreno, tercera secretaria de la Dirección para el Desarrollo y la Integración Fronteriza de la Cancillería, le dijo a La Opinión que no tiene responsabilidad sectorial o legal para el pago de la atención de ciudadanos venezolanos en la ESE referida.

El director del Instituto Departamental de Salud, Juan Alberto Bitar, afirmó que esa deuda la debe pagar el ministerio de Salud, dado que el departamento no cuenta con recursos.

El ministerio de Salud anunció un apoyo de 1 mi 200 millones de pesos, cifra que no alcanza a cubrir toda la deuda.

Image
La opinión
La Opinión