Escuchar este artículo

Autoridades estuvieron al frente del comportamiento de los cucuteños

Viernes, 9 de Octubre de 2020
El flujo aumentó en los establecimientos comerciales de la ciudad, pero no superó expectativas.

Se inicia nuevamente las eliminatorias al mundial de fútbol, y en esta ocasión, dada la emergencia sanitaria que vive el mundo, se retoman los partidos de manera atípica: sin personas en las gradas. Sin embargo, el levantamiento de ciertas restricciones no impide que la ciudadanía vea el partido en establecimientos comerciales.

De hecho, el retorno a la nueva normalidad ha hecho que los comerciantes que tuvieron por meses cerrados sus establecimientos comerciales, pongan la esperanza en celebraciones como esta para reactivarse económicamente.

“Si bien estamos en plan piloto desde el primero de octubre, ayer atravesamos la primera prueba de fuego por ser el primer fin de semana de alto movimiento. Son tres connotaciones que suman: fin de semana de eliminatorias, con puente festivo y estamos oficialmente en la semana de vacaciones que decreta el gobierno”, manifestó Eduardo Quintero, presidente de Asobares.

El empresario dijo que desde hace semanas vienen preparándose con los negocios que ya se encuentran autorizados por la Alcaldía para operar y están al día con la verificación de sus protocolos.

Quintero también señaló que durante los pilotos pasados los números no han sido los más alentadores. “La caja no está cuadrando, sumado a las deudas que traemos represadas. De pronto se verán los negocios llenos, pero no están llenos realmente, porque hay una separación de dos metros entre mesa y mesa, de acuerdo al aforo que nos da un tope de entre treinta y treinta y cinco por ciento”, expresó.

Sin embargo, retornan con el optimismo de enviar un mensaje a los empresarios y clientes del gremio a través de la campaña “Volvimos para quedarnos”, en la que se insta a la concientización y autorregulación de salud pública, y así tener la oportunidad de volver a la apertura normal el 1 de noviembre según disposiciones del alcalde Jairo Yáñez.

Control de las autoridades

Desde la Secretaría de Desarrollo Social y Económico, se precisó que tanto ayer, como todos los fines de semana, se están desarrollando controles con un equipo interdisciplinario de la alcaldía en donde se hacen inspecciones de controles de aforo, aplicación de medidas de bioseguridad, entre otras acciones.

“Para nosotros la prueba de fuego no fue hoy (ayer) con el partido, para nosotros como alcaldía, cada fin de semana se convierte en un desafío. La idea es que la reactivación de este sector se dé con las medidas necesarias y para ello, un equipo estuvo ayer desde las tres de la tarde en la zona rosa de Cúcuta, en Caobos, Centro Comercial Bolívar, La Riviera y demás lugares de afluencia, adelantando inspecciones”, precisó Sergio Maldonado, jefe de despacho.

El funcionario municipal señaló que estos equipos interdisciplinarios se conforman de una auxiliar de enfermería, un profesional en seguridad en el trabajo, un técnico de salud en el trabajo, acompañados del equipo pedagógico de la Secretaria de Gobierno; que además se apoyan del grupo de la Policía de Convivencia Ciudadana.

Por su parte, el coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, precisó que a disposición estuvieron 500 uniformados, ubicados en las redomas y lugares de mayor aglomeración, velando por el cuidado de la ciudadanía. 

Escépticos por los contagios

Si bien es cierto, los pequeños y medianos comerciantes están optimistas frente a las festividades y celebraciones de este fin de semana, una gran parte de los cucuteños aún expresa preocupación por el aumento de contagios en la ciudad.

En sectores como el barrio Aeropuerto, según Jesús Ortiz, líder comunitario, si bien las tabernas y bares de antaño se redujeron en un 95 por ciento, se han presentado quejas de la comunidad por la alta afluencia de personas en billares durante los fines de semana. 

“Actualmente solo los dos más grandes se encuentran en funcionamiento por haber sido los que resistieron a la pandemia, los otros locales pasaron a ser  de otro fin comercial, pero siempre se ve con preocupación bastante público”, manifestó Ortiz.

Esta misma queja es replicada por líderes sociales de las comunas 6 y 7, sectores en donde se registra el mayor número de contagios. Por esto, piden a la administración municipal implementar medidas que puedan regular las aglomeraciones de personas. 

Image
La opinión
La Opinión