Escuchar este artículo

Avanza la guerra contra las 'ollas'

Lunes, 29 de Abril de 2019
La Policía y la Fiscalía están tras 293 ventas de drogas en Cúcuta y Villa del Rosario.

Las capturas que propinó en 2018 la Policía en el sector de La Tomatera resultó ser uno de los golpes clave para ir por las demás bandas que tienen repartido el negocio de ‘las ollas’ en Cúcuta.

En total fueron apresados 14 integrantes de la banda conocida como ‘Los Kétchup’, de cuya judicialización habría quedado información clave que permitirá a la Fiscalía y la Policía ir tras otras estructuras del narcotráfico que operan en el Área Metropolitana.

En esa oportunidad, investigadores de la Sijín esculcaron, palmo a palmo, los barrios Alfonso López, Cuberos Niño, Santo Domingo y Brisas de Los Andes, y tras 17 allanamientos lograron las capturas de esta banda al servicio de Los Rastrojos, una de las bandas criminales que junto a ‘Los Pelusos’ y el Eln se pelean por el control del microtráfico urbano.

Esta sola banda  ganaba entre 3 y 4 millones de pesos diarios, por la venta de dosis de marihuana, basuco y heroína, pero se estima que el microtráfico en el área metropolitana amase entre 800 y 1.000 millones de pesos diarios.

La marihuana y el basuco es vendido  a $5.000 por dosis, mientras que la heroína, que genera mucha más adicción, se comercializa en $10.000”, le dijo un investigador de la Policía a La Opinión.

Operación en marcha

La Opinión conoció que la Policía y la Fiscalía se aliaron para ir tras 293 expendios del narcotráfico repartidos en Cúcuta y Villa del Rosario, donde se tiene georreferenciada la venta de sustancias sicoactivas.

En el reciente acto que se llevó a cabo en la Cámara de Comercio para sellar la alianza contra el homicidio en el área metropolitana, el comandante de Policía de Cúcuta, coronel Jose Luis Palomino, reveló que la operación se librará en cinco sectores específicos (en los que se mueve la venta de marihuana, basuco, heroína y perico), y el propósito es avanzar en la judicialización de quienes están detrás del negocio en las ollas (Ver mapa).

Al ser indagado por las quejas que a diario se escuchan en los barrios por la presencia de jíbaros y ollas al servicio del narcotráfico, Palomino respondió que está en marcha un grupo especial contra el delito que viene trabajando con una herramienta estratégica que permite recopilar, priorizar y focalizar información relacionada con los riesgos sociales  y delitos que se presenten en el área metropolitana.

Policía invita a denunciar

El comandante de Policía de Cúcuta, coronel José Luis Palomino, invitó ayer a los cucuteños a denunciar los sitios en los que funcionan ollas al servicio del narcotráfico, así como a las personas que están detrás del negocio.

Es fácil, solo se tiene que enviar la información exacta del lugar donde funciona la olla, dijo Palomino. Para ello dio a conocer que se habilitó la línea telefónica 3212138069 a la que la gente puede llamar a denunciar el sitio donde se estén distribuyendo sustancias sicoactivas, preferiblemente acompañada de una fotografía.

Hay una intención de generar una afectacióndirecta a ollas, estructuras y delincuentes que en forma individual generan este perverso negocio que utilizan a niños y jóvenes como consumidores. 

Palomino dijo que el inmueble donde se compruebe que funciona una olla se procederá con la extinción de dominio.

Image
La opinión
La Opinión