Escuchar este artículo

Avenida Panamericana, en desorden y peligrosa

Lunes, 1 de Abril de 2019
Los códigos de Tránsito y de Policía y Convivencia Ciudadana no son respetados por dueños de negocios.

Los dueños de negocios que funcionan a lo largo de la avenida Panamericana violan en su conjunto dos leyes y un sinnúmero de artículos de las mismas, lo que convierten a esta vía en una de las más peligrosas de la ciudad.

Se violan de manera descarada  las leyes de  769 de 202 y 1881 del 29 de julio de 2016, que no son otras que los códigos de Tránsito y de Policía y Convivencia Ciudadana.

En el recorrido que hicieron este lunes periodistas de La Opinión se pudo corroborar que el desorden impera en los 4 kilómetros y medio de extensión. No hay andenes para los peatones y en su reemplazo funcionan talleres de mecánica  que, incluso, abarcan hasta las calzadas.

Lea además Vecinos incultos en la avenida Panamericana

A juicio de Evaristo Parra, vecino del barrio La ínsula, el caos que impera en La Panamericana no se justifica para la millonaria inversión que se hizo en esa vía en el gobierno de Donamaris Ramírez: 15.000 millones de pesos.

(Los peatones deben caminar en medio del peligro por las calles porque los andenes están invadidos de carros de carga.)

Se construyó una vía para todo menos para la gente, y lo que más causa rabia es que todas las violaciones que se producen en ella, contaminación visual, contaminación auditiva, mal parqueo, uso diferente de suelo, alteraciones de la convivencia, entre otras, se cumplen en la cara de la Policía, que hace presencia en el CAI del puente Aeropuerto, denunció Parra.

Todo el caos que pulula durante el día en la Panamericana afecta por igual a los vecinos de los barrios La ínsula, San Gerardo, El Salado, Panamericano, García Herreros, El Escobal, además de los 2.500 estudiantes del colegio Panamericano, dado que por allí circula el parque automotor de carga pesada que va hacia la Central de Abastos y la Zona Industrial.

Hay tramos de la Panamericana que están apoderados de talleres y monta llantas, pero también sus andenes sirven de parqueaderos de tractocamiones y volquetes.

Cuando el control de las autoridades sea para todos y no para unos cuantos, hablamos, fueron las respuestas que dieron algunos dueños de estos negocios cuando se les preguntó por qué ocupaban el espacio público.

(Los talleres de mecánica y montallanas exhíben sus mercancías en los andenes.)

El comandante de Policía de Cúcuta, José Luis Palomino, reveló a La Opinión que uno de los objetivos del Plan Cúcuta Segura es el despeje del espacio público, en lo cual se empezó a ejercer control con la Alcaldía en los sitios más neurálgicos de la ciudad, como la Avenida Panamericana.

Según la Policía de Tránsito, por este corredor circulan a diario unos 20.000 vehículos.

En este proyecto, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte, destinó 10.000 millones de pesos, y la alcaldía unos 4.500 millones de pesos.

Image
La opinión
La Opinión