Escuchar este artículo

Buena Esperanza no pierde esperanza de tener agua potable

Miércoles, 8 de Febrero de 2017
Minminas entregó a la Alcaldía de Cúcuta $871 millones para culminar el acueducto que beneficiará a 2.800 residentes.

No tener agua potable es un problema con el que han venido cargando a cuestas por varias generaciones los habitantes del corregimiento Buena Esperanza, en Cúcuta, quienes se acostumbraron a abastecerse con las turbias aguas del canal de riego que los atraviesa.

Aunque algunos tienen la precaución de hervir el agua o añadirle algún químico para purificarla, otros tantos prefieren tomarla cruda para ahorrar gas, lo que ha generado varios problemas de salud en sus habitantes.

Incluso la semana pasada, un puesto de salud de Buena Esperanza, dejó de atender por un día ante la falta del líquido.

Marlene Saad, edil del corregimiento de Buena Esperanza, explicó que pese a que llevan por lo menos 30 años sin agua potable, la comunidad no pierde la esperanza de poder tomar un líquido de calidad como lo hacen en Cúcuta, a unos 45 minutos de su corregimiento.

En el pueblo solo hay un sistema de potabilización de agua que fue donado por Centrales Eléctricas de Norte de Santander para 1.600 estudiantes. El tanque tiene capacidad para almacenar 17 mil litros.

La última vez que la comunidad tuvo en sus casas agua potable fue el diciembre pasado cuando Gestión del Riesgo Municipal les llevó carrotanques de agua. Sin embargo solo subieron cuatro días.

Pese a estos inconvenientes la comunidad mantiene viva la esperanza de tener agua potable gracias a un  proyecto de la construcción de la planta de tratamiento de agua y de acueducto del corregimiento, la cuál empezó a ejecutarse el año pasado pero aún sigue inconclusa.

En agosto pasado, el Ministerio de Minas le entregó a la Alcaldía $871 millones para culminar el acueducto que beneficiará a unas 2 mil 800 personas.

Félix Muñoz, coordinador de la Oficina Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, dijo que este sábado la administración municipal llegará hasta Buena Esperanza para atender los requerimientos de la comunidad y verificar las obras del proyecto del acueducto.

Image
La opinión
La Opinión