Escuchar este artículo

Clínica Unipamplona no se va a cerrar: Director

Miércoles, 16 de Agosto de 2017
La institución tiene problemas financieros, lo que le ha generado un mal clima laboral.

Dos fórmulas fueron puestas a consideración de la junta directiva de la clínica Unipamplona, en un intento por reactivar la operación en todas las unidades de este centro asistencial de los nortesantandereanos.

Pedro León Peñaranda Lozano, director de entidad asistencial, manifestó en exclusiva a La Opinión que la primera tiene que ver con la consecución de $15 mil millones, bien sea por la vía bancaria o por la venta de algún bien de la entidad, con lo cual se entraría a cubrir compromisos atrasados con proveedores y con la planta de personal.

Asimismo, para liquidar una nómina asistencial de especialistas y algunos administrativos, ‘que es muy onerosa, y de esta manera empezar a tener una nueva modalidad de contratación por evento’.

Lea además Queremos que nos paguen: Trabajadores de la IPS Unipamplona

La segunda fórmula tiene que ver con la búsqueda de una entidad con músculo financiero para que no haya ningún trauma y se haga una especie de empalme con la fundación que opera la clínica, mientras esta se dedica a atender todos los líos jurídicos y a resolver sus  acreencias.

Peñaranda mencionó que la idea es que se afiance el sueño de que la clínica sea un centro especializado en trauma, cuidados intensivos, imágenes diagnósticas y trasplantes.

Esto entraría de plano a resolver la situación en cuanto a la operación y se superarían los traumas que hoy se presentan con la planta de personal de unas 110 enfermeras y personal administrativo.

La junta directiva, integrada por el rector de la universidad de Pamplona, el jefe financiero, el decano de Medicina, un delegado del consejo superior y el secretario de Salud del departamento, estudia las fórmulas presentadas por Peñaranda y próximamente emitirá su posición al respecto.

La clínica en la actualidad funciona al mínimo de su operación instalada, pero la meta es reactivarla en un ciento por ciento. “Que quede claro, no se va a cerrar”, acotó  el directivo.

Al hacer un arqueo de lo que encontró hace tres meses cuando asumió la dirección de la IPS, Peñaranda señaló  que encontró una entidad administrativa y financieramente al borde del colapso, de lo cual tiene conocimiento la nueva junta directiva que se posesionó en enero.

Le puede interesar Inminente liquidación de la IPS Unipamplona

Dijo que al recibir el voto de confianza procedió a elaborar una estrategia para sacar a la institución de la crisis, dada la importancia para la prestación del servicio de salud en Norte de Santander.

La clínica –reveló– tiene una cartera de alrededor de $62 mil millones por concepto de servicios prestados a las Eps, de los cuales más del 50 por ciento tiene una mora de más de un año.

Las deudas de la entidad ascienden a $70 mil millones por concepto de proveedores, sueldos del personal y funcionamiento.  “Para una institución como la nuestra eso representa una cantidad considerable y preocupante”, dijo Peñaranda.

Al referirse a los empleados, dijo que  la institución no les ha podido cumplir estrictamente con el pago de sus salarios en los últimos tres meses que lleva como nuevo director, así como con los cuatro meses antes de su llegada.

Al hablar de la cartera, Peñaranda señaló que siendo optimistas solo se alcanzaría a recaudar entre 35 y 40 mil millones de pesos, debido a que sobre estas deudas se presentan muchas glosas por parte de las Eps.

Frente a estas condiciones, Peñaranda señaló que el sistema de salud del país es perverso, porque en lugar de girarles a las Ips lo hace a las Eps y, peor aún, la Superintendencia Nacional de Salud no actúa para obligarlas a cumplir sus compromisos atrasados.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas