Escuchar este artículo

Cobertura del acueducto está al 100%: Hugo Vergel

Jueves, 4 de Junio de 2020
Aguas Kpital Cúcuta asumió hace catorce años la operación del acueducto de Cúcuta.

Catorce años después de haber asumido la operación del acueducto de Cúcuta, la empresa Aguas Kpital Cúcuta casi triplicó la cantidad de usuarios que se tenía en 2006.

El gerente de la compañía, Hugo Vergel, dijo que cuando se recibió el acueducto un 15 por ciento de los ciudadanos no gozaba de los servicios de acueducto y alcantarillado.

Las personas -dijo- debían salir con pimpinas en mano a comprar agua cruda en el río Zulia, y sin contar con las enfermedades gastrointestinales que reinaban en aquella época por el consumo de agua no tratada.

La Opinión: ¿A ciencia cierta cómo está la cobertura de acueducto y alcantarillado?

Hugo Vergel: En acueducto tenemos una cobertura del 99.9 por ciento. Hay unos puntos en zonas de alto riesgo, en donde la empresa, por ley, no puede invertir en infraestructura, pero de resto todos los cucuteños cuentan con agua en sus casas. En alcantarillado solo falta menos de un 3 por ciento para que gocen de este servicio.

En este servicio hay temas de canales y de espacio público que no permite el paso de tuberías, pero estamos en mesas de trabajo con la alcaldía analizando las soluciones, con el propósito de poder entrar con los trabajos de instalación de redes.

LO: ¿El acueducto cuenta con la suficiente infraestructura para llevar el servicio a toda Cúcuta?

HV: Claro que sí. Cuando se produjo el boom de la vivienda de interés social gratis la ciudad fue una de las más favorecidas del país, gracias a que se contaba con las redes matrices para llevar agua a las zonas escogidas.

Lea También: Supervisan pavimentación de vía nacional

Segundo, Cúcuta es de las ciudades más avanzadas en la parte tecnológica, por ejemplo, para la regulación de presiones se tiene un control automatizado.

Pero también en los sistemas de informática se trabaja con tecnología de punta, lo cual nos ha permitido en pleno confinamiento obligatorio por el coronavirus poder continuar con el funcionamiento de la compañía y poder prestar el servicio ininterrumpidamente.

LO: ¿Cómo se superó el tema de la micromedición que tanta polémica genera en la ciudad?.

HV: Con un ejemplo le respondo: en 2006 cuando asumimos la operación  al usuario se le cobraba en promedio 22 metros cúbicos de agua, pero hoy se cobran 14 metros cúbicos.

LO: ¿Cuántos años quedan de operación y qué inversiones se adelantarán?

HV: Tenemos por delante seis años de operación, terminamos en 2026 el proyecto. Vamos a seguir renovando las redes, las estaciones de bombeo, los tanques de almacenamiento, uno de ellos está proyectado en la ciudadela La Libertad y se tiene programado el reforzamiento del tanque de Antonia santos.

Este año estamos inaugurando también la ampliación de la planta del Pórtico, por veinte mil millones de pesos, con lo cual se consigue aumentar la oferta total de agua de 2.129 litros por segundo a 3.129 litros por segundo, suficiente para abastecer a Cúcuta.

LO: ¿Le asusta la sequía atípica que azota a la ciudad?

HV: Nos asusta como nos debería asustar a todos los habitantes de la tierra, en el sentido de que las cosas están cambiando. Sin embargo,  seguimos trabajando en posibilidades para vencer las dificultades que se presenten por esto mismo.

LO: ¿En qué términos avanza el pleito que enfrentan con la EIS Cúcuta?

HV: Hay tranquilidad porque consideramos que hemos hecho las cosas bien, hemos cumplido el contrato. Siempre van a presentarse diferencias entre las empresas, pero estamos seguros que la justicia prevalecerá.

LO: ¿Cuál es la clave para haber alcanzado por tres años consecutivos el premio empresarial a la responsabilidad social?

HV: Nosotros hemos acuñado la frase ‘Los buenos somos más’. Yo creo que desde que nos comprometamos todos a generalizar el buen comportamiento, la ciudad va a estar siempre mejor.

Nosotros hemos basado nuestra filosofía en la confianza, por ello los programas el supermercado La Confianza, sin cajero; o la Cajita Solidaria, en la que el que quiera dona y el que necesita retira. En esto las personas actúan naturalmente, sin necesidad de policía. O el plan prepago, sin necesidad de medidores, con el cual se pone a prueba la confianza con la gente.

Image
La opinión
La Opinión