Escuchar este artículo

Comportamiento de los cucuteños en la noche de Halloween

Lunes, 2 de Noviembre de 2020
Varios motociclistas no respetaron los controles. 196 comparendos fueron impuestos el 31 de octubre. 

Un Halloween atípico celebró la capital nortesantandereana a causa de la COVID-19. Los cucuteños no pudieron salir a los conocidos desfiles de disfraces que se veían en las zonas populares.

La Alcaldía de Cúcuta prohibió todo tipo de celebraciones que generaran aglomeraciones y restringió la salida de los menores sin un adulto responsable, después de las 10:00 de la noche, durante este puente festivo.

Sin embargo, líderes comunales de algunos sectores de la ciudad, expresaron su inconformidad pues en sus barrios se evidenciaron fiestas y aglomeraciones que pueden representar en un futuro posibles redes de contagios.

Édgar Epalza, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Doña Nidia, señaló que en su sector, algunas familias hicieron fiestas en las casas sin respetar el distanciamiento y con una buena cantidad de personas.

“Más que todo piñatas, la gente se reunió para celebrar el día. Nosotros como líderes no hicimos nada en los parques y lugares públicos por las restricciones que había”, señaló Epalza.

Por su parte, Jesús Ortíz, presidente de la JAC del barrio Aeropuerto, puntualizó que hizo falta presencia policial, porque la gente de ese sector no respetó las normativas para prevenir los contagios.

En Aniversario II, los padres de familia y niños acataron las restricciones y celebraron en casa con las personas allegadas, pero al parecer los adultos no siguieron este ejemplo.

“Quedé sorprendido por la cantidad de motorizados que salieron disfrazados por las calles a hacer una cantidad de cosas, como si no entendieran que aún estamos en pandemia”, indicó Jorge Parra, líder de este  barrio.

Vea aquí: Celebración de Halloween se vivió desde casa

‘Las personas respetaron las normas’

Pero así como varias  personas  no acataron las restricciones dictadas por la administración municipal, ciertos sectores se destacaron por su buen comportamiento en esta festividad.

En el barrio El Contento, según Jorge Pérez, presidente de la JAC, la mayoría de residentes estuvieron en casa, no se presentaron aglomeraciones y  la comunidad respetó los protocolos de bioseguridad.

A esta afirmación se sumó María Daza, líder del barrio El Llano, quien comentó que todo estuvo muy tranquilo y sin ningún altercado.

Datos oficiales 

La Policía Metropolitana de Cúcuta presentó el informe en el que se reportaron 196 comparendos, impuestos por desacatar, incumplir, desconocer e impedir la función o la orden de las autoridades. 

193 de estos por el no uso de tapabocas y , 3 por incumplir la restricción del consumo de bebidas embriagantes.

Image
La opinión
La Opinión