Escuchar este artículo

Comunidad de La Primavera se negó a recibir colegio

Lunes, 1 de Abril de 2019
Los habitantes de este barrio de Cúcuta exigen la cancha y la dotación de las nuevas instalaciones.

Los estudiantes del colegio sede María Auxiliadora, del barrio La Primavera, aún seguirán a la espera de las instalaciones del nuevo colegio. El Fondo de Adaptación, ente ejecutor de la obra, el viernes pasado fue a entregar la estructura a la comunidad educativa, pero esta se negó a recibirla.

Los dejaron con los globos y la decoración puesta. Las razones fueron expuestas por ellos mismos: exigen que se construya la cancha deportiva, el urbanismo, las áreas verdes, y recibir la dotación.

Desde el 2013, los 600 alumnos y los padres de familia esperan la obra, que forma parte del conjunto de trabajos establecidos en el convenio que firmó la Alcaldía de Cúcuta con el Fondo en las zonas afectadas por el fenómeno La Niña de 2010-2011.

(La comunidad dice que los niños, por seguridad, deben tener su propio escenario deportivo dentro del plantel.)

Este convenio fue firmado en julio de 2013 y aparece con fecha de inicio en septiembre de ese mismo año. El conjunto de obras tenía una inversión de 9.524 millones de pesos. 

Los estudiantes de este centro educativo estuvieron recibiendo clases por cinco años en aulas llenas de grietas, y luego fueron reubicados en las instalaciones del colegio Gabriel García Márquez, sede Tucunaré.

Jorge Pérez, vecino e integrante de la junta, explicó detrás del colegio hay una cancha que construyó la Gobernación de Norte de Santander, pero que este escenario no es del colegio, y sería un riesgo para los niños utilizar un espacio que no es propio de la institución.

“Le hicieron una puerta por la parte trasera para que los niños salieran directo a la cancha, pero eso no es así. El colegio requiere tener su propio escenario deportivo”, dijo.

La secretaria de Educación municipal, Doris Angarita, explicó que el inconformismo de la comunidad es por la falta de dotación. 

Aseguró que al inicio de la gestión del alcalde, César Rojas, hacían falta unos recursos para terminar los proyectos que tenía el Fondo por los daños dejados por el invierno, que fueron conseguidos y fue un aporte hecho por el municipio.

Angarita indicó que a la comunidad se le explicó que el Fondo hace unos meses hizo algunas entregas de infraestructuras, y un mes después entregó la dotación. En estos sectores la comunidad aceptó; sin embargo, en el barrio La Primavera se negaron.

Además, sostuvo que en las redes sociales los dirigentes de la junta están solicitando la pavimentación de calles, y otras obras de mejoras. 

(Este espacio sería el dispuesto para la cancha de la institución.)

“Me parece un liderazgo excesivo en este momento, porque desafortunadamente tienen que entender que Cúcuta está atravesando por una muy situación difícil y que escasamente estamos pudiendo atender contingencias mínimas como es la atención educativa, en este caso poder tener los docentes, darles el colegio”, enfatizó.

Image
La opinión
La Opinión