Escuchar este artículo

Concejo de Cúcuta pide reevaluar los CAI

Martes, 26 de Marzo de 2019
Esperan que retorne la credibilidad en la policía metropolitana.

La reevaluación de los CAI, tanto móviles como fijos, en relación con su efectividad fue una de las solicitudes reiteradas de los concejales de Cúcuta al comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), José Luis Palomino, durante la sesión del martes.

Al respecto, varios integrantes de la corporación, coincidieron en la necesidad de hacer efectivos, cercanos y eficientes estos espacios pues sumada a la falta de credibilidad en la institución, derivada de la nula acción del antiguo comandante Hermes Barrera, consideraron que el trabajo policivo debe mejorar.

Para el concejal Víctor Suárez es urgente que se avance en la rotación del personal, y citó el caso de las comunas 4 y 5, pues según quejas de los habitantes la autoridad termina por familiarizarse con los problemas de la ciudadanía, y su actuación se debilita.

Así mismo, solicitó que se evalúen los cuadrantes pues con ellos se redujo la presencia de los CAI, que funcionaban apropiadamente.

Por su parte, el concejal César Arbey Torres recordó que, en efecto, varios CAI han sido retirados pero en vista del crecimiento de la ciudad, en especial hacia el sector occidental del anillo vial, recomendó que en dichos sectores sí se requieren puntos móviles “para dar la seguridad necesaria a esos sectores”.

Aunque según las cifras entregadas por Palomino, los delitos tienen una tendencia a la reducción, para el concejal Nelson Ovalles el fenómeno podría deberse, más bien, a que la ciudadanía no está denunciando.

En este sentido, dijo que en las visitas que se hacen a los barrios se reciben “muchas denuncias” que contrastan con los datos.

De acuerdo con el coronel, las estadísticas entre 2018 y 2019 muestran, por ejemplo, una reducción de hurto a personas, de 514 casos a 417; lesiones personales (390 casos, contra 285 este año); hurto al comercio, con 245 casos versus 48, y hurto a motos que pasó de 145 a 102, en lo corrido del primer trimestre de ambos años.

Otra solicitud explícitas de los concejales se relaciona con la necesidad de recuperar la confianza en la Policía, mermada por su presunta complicidad con hechos delictivos, y la poca representatividad que tuvo con el ex comandante Barrera.

“Nunca me sentí representado por el coronel Barrera y nunca sentí confianza para decirle dónde había ollas, porque nunca tuvimos respaldo”, dijo el concejal Jaime Marthey, ante lo cual el concejal Ovalles indicó que si esto ocurría con los concejales “qué pueden esperar los demás ciudadanos”.

Por su parte, el coronel Palomino enfatizó en que hay un plan para una Cúcuta segura, tranquila y humanitaria, y explicó que no solo hay relación entre los hechos delictivos como contrabando y narcotráfico, con hurtos, homicidios, o extorsiones, sino que también “hay una ciudadanía con sufrimiento social”, para lo cual propuso recuperar un programa denominado Centros de escucha, que permiten trabajar con las comunidades interinstitucionalmente, con miras a identificar y resolver riesgos sociales, en tanto que se apoya la productividad y el tejido social.

Lea también Se voló del CAI y murió en su país de origen

Acción en la frontera

Entre las acciones que solicitó el Concejo, a propósito de la situación fronteriza, es que esta sea custodiada por el Ejército y no por la Policía Metropolitana.

El concejal Ovalles cuestionó “por qué es responsabilidad de la Metropolitana garantizar seguridad de la línea fronteriza, si es una actividad legal y constitucional del Ejército”.

“Mucho se habla de militarizar la ciudad pero por qué no empezamos por que el Ejército nos ayude desde Puerto Santander hasta Villa del Rosario, y se haga presencia efectiva para que sea este el que vigile las trochas, los puentes, y dejamos que la Policía se encargue del orden público en la ciudad”, dijo. 

Si bien se reconoció que la autoridad tiene las misnas herramientas de hace años, y que faltan insumos tecnológicos, se insistió además en que es momento que el Gobierno Nacional dé soluciones a esta coyuntura, con la entrega de más tecnología para vigilar la línea fronteriza, con planes que incluyan la zona rural de Cúcuta.

Image
La opinión
La Opinión