Escuchar este artículo

Construirán canchas sintéticas en terreno de un colegio

Jueves, 19 de Diciembre de 2019
Los habitantes del barrio Pescadero pidieron la intervención de los organismos de control.

Un convenio de administración del espacio público suscrito entre la Alcaldía de Cúcuta y particulares tiene indignados a los habitantes del barrio Pescadero, estudiantes y padres de familia de la Institución Educativa Colegio Municipal Gremios Unidos, al considerar que se está entregando la cancha de fútbol que es de la comunidad y del colegio a particulares para que construyan allí dos canchas sintéticas.

Conocido el documento, la comunidad está levantando su voz de protesta alegando que entregar un bien de uso público para que lo administren particulares les quita la posibilidad a la mayoría de disfrutar del mismo de manera libre y sin tener que pagar para usarlo.

Se trata de la cancha ubicada en la avenida 5 entre calles 1CN y 2N del barrio Pescadero, que ocupa un área de 4.350 metros cuadrados, junto al colegio Gremios Unidos y frente a las instalaciones del Sena.  

En apartes del contrato se lee "que tratándose de entregar en administración de espacio público para su explotación, embellecimiento, mantenimiento y cuidado a un tercero llamado Los Administradores, no requiere contar con disponibilidad presupuestal previa, ya que los costos de embellecimiento e inversión están a cargo de los administradores". 

"Los Administradores se comprometen con el municipio en administrar, desarrollar, embellecer y mantener en buen estado de funcionamiento el espacio público cancha de fútbol destinado para 2 canchas sintéticas y 1 caseta en bloque, cemento, piso de cerámica, placa en metal...".

"El presente convenio tendrá una duración de 10 años contados a partir de la fecha de su legalización y podrá ser prorrogado por el mismo tiempo", dice el documento.  

El convenio fue suscrito por Jorge Omar Gandolfo Barreto, director del departamento de Planeación Municipal, por parte de la Alcaldía de Cúcuta, y Yuri Yaridma Tarazona Miranda, representante legal de Aimar Fútbol Club S.A.S, y Nelson Caicedo Mora, gerente de esa firma.

Lo que reclama la comunidad

"Recibimos con mucha sorpresa la firma de ese convenio para entregar en concesión una cancha que es de la comunidad y de la que parte del terreno fue donado para la construcción del colegio Gremios Unidos", dijeron padres de familia consultados.

Un habitante de Pescadero explicó que "en la construcción del colegio no se tomó todo el terreno que dice en las escrituras, pensando en dejar la cancha para el barrio, para el disfrute de toda la comunidad, para los niños y jóvenes y todo aquel que la necesitara".

Otra persona dijo que cuando se estaba construyendo el colegio, la comunidad estaba gestionando un proyecto para la construcción de un complejo deportivo que incluía la cancha de fútbol y un parque que contara con mobiliario para los niños y otras prácticas recreativas.

La comunidad permitió que se edificara el colegio en una parte del terreno que tradicionalmente ocupó la cancha con la garantía de que se materializara esa obra para ser utilizada por todos.

"La sorpresa grande es que en el periodo de vacaciones de docentes y estudiantes y cuando ya está terminando el año y llega a su final la administración del alcalde César Rojas,  se hace este convenio que privatiza una área que es de toda la comunidad.

"Eso perjudica a todos los estudiantes porque las áreas deportivas y recreativas que se están construyendo en el nuevo colegio no son las que requieren 1.400 alumnos que van a estar ahí y se tenía pensado que la comunidad estudiantil pudiera usar la cancha para sus clases de educación física en diferentes horarios, cuando los habitantes no la tuvieran en uso", dijo otro padre de familia.

Ellos consideran que la empresa privada que tendría el manejo de ese escenario va a hacer una inversión económica para adecuar las canchas sintéticas y por lo tanto va a cobrar por su uso, "lo que no se corresponde porque la comunidad no puede pagar por disfrutar de algo que le pertenece".

Pidieron a la Alcaldía de Cúcuta dar las explicaciones del caso sobre un proyecto que no fue socializado con la comunidad, y al nuevo alcalde Jairo Yáñez que revise el convenio suscrito y a los organismos de control que pongan la lupa sobre dicho convenio que se firma al final de una administración.

Image
La opinión
La Opinión