Escuchar este artículo

Consumo de drogas comienza a los 14 en Cúcuta

Domingo, 15 de Octubre de 2017
68% de las personas que acuden al hospital Rudesindo Soto son adictos a la heroína.

Los niños y los jóvenes son los mayores consumidores de sustancias sicoactivas en Cúcuta y, por ende, los que más están acudiendo a consulta en el hospital mental Rudesindo Soto.

La revelación se conoció durante el I foro de salud mental promovido por esta entidad y las autoridades de salud municipal y departamental, cuyos representantes reconocieron que la principal causa de consulta y hospitalización son los trastornos mentales derivados del consumo descontrolado de sustancias sicoactivas.

Esto nos dice que algo grave está ocurriendo en estas poblaciones y hay que hacer algo urgente, dijo el director del hospital mental, Eduardo Chaín.

El directivo reveló además que está quedando en evidencia algo igualmente grave: cada vez más disminuye la edad en la que se inicia el consumo, cada vez más son los jóvenes y los niños los que están en el consumo, subrayó.

Al hacer una retrospectiva del registro de pacientes que ha acudido al hospital mental, Chaín mencionó que hace 30 años el problema era el consumo de alcohol, luego se pasó a la marihuana y a la base de coca y hoy, la mayor parte de pacientes que asiste a consulta son consumidores de heroína, “en su mayoría niños y jóvenes”.

En los últimos tres años se lleva una atención de 700 pacientes consumidores de sustancias sicoactivas, dijo Chaín.

En lo corrido del presente año han ingresado al hospital como usuarios nuevos con problemas de adiciones un total de 267, y de este registro el 68 por ciento corresponde a adiciones por heroína, es lo que predomina, dijo Martha Ludy Morales, subgerente del hospital mental Rudesindo Soto.

Reveló que la edad en el inicio del consumo bajó drásticamente en los últimos años al pasar de pacientes de 16 años a 14 años.

Durante el foro, que contó con la presencia de estudiantes y profesionales de la salud, los expertos en siquiatría Vladimir Gómez y Reynaldo Nicolás Omaña abrieron los ojos de los jóvenes al dar a conocer los estragos a los que se está expuesto cuando se incurre en el consumo de sustancias sicoactivas.

Los daños

Todos los órganos  se comprometen patológicamente cuando hay un trastorno por consumo de sustancias sicoactivas, el corazón, el cerebro, el hígado, los riñones, la piel, la vigilia del sueño, entre otros, dijo Omaña.

Gómez, por su parte, dijo que los trastornos mentales son un problema de salud pública grave que debe prestársele toda la atención.

Omaña alertó sobre el incremento del consumo de heroína, al señalar que quienes creen que con metadona se librarán de este mal están equivocados.

Llamado al Gobierno

Un llamado a los gobiernos nacional, departamental y municipal para que intensifiquen su apoyo en los planes de pevención del consumo de sustancias sicoactivas en Cúcuta hicieron las directivas del hospital mental Rudesindo Soto.

Los esfuerzos que se hacen requieren mayores aportes y continuidad, dado que los presupuestos que se destinan para esta misión en la actualidad solo cubren seis u ocho meses, cuando lo ideal es mantener los programas durante todo el año, para que no se suspendan los tratamientos, dijo Eduardo Chaín, director del centro asistencial.

El directivo anunció que con unos recursos que le llegarán al hospital se procederá con la modernización y construcción de una nueva área para la atención de farmacodependientes, como quiera que cada vez más  aumenta el consumo de sustancias sicoactivas.

Image
La opinión
La Opinión