Escuchar este artículo

Contratista de la UNP amenazó de muerte a jóvenes que pintaron mural en el puente Carlos Ramírez París

Domingo, 9 de Mayo de 2021
Agresiones verbales y amenazas se registraron en video por parte de un escolta de un funcionario del Centro Democrático contra los estudiantes, quienes rechazaron, que su pintura fuera tapada durante la mañana de este domingo, 9 de mayo.

Un enfrentamiento se viene presentando en Cúcuta, entre estudiantes y representantes de organizaciones sociales, quienes reflejaron su sentir contra el Gobierno Nacional con un mural, y un grupo de personas que, en dos ocasiones, ha salido a borrarlo.

Así se evidenció durante la mañana de este domingo, 9 de mayo, cuando un grupo de personas cubrió con pintura blanca el pensamiento de los jóvenes, quienes de manera pacífica han protestado en Cúcuta, haciendo sentir su voz en contra el presidente y las recientes reformas presentadas al congreso. 

En video quedó registrado como, en tono agresivo y con actitud hostil, un grupo de civiles llegó a las inmediaciones del puente Carlos Ramírez París, en el sector de San Mateo, para empezar a tapar lo que consideraron inadecuado. Este segundo intento de borrar la expresión juvenil tuvo el agravante de que un hombre amenazó directamente a los autores el mural: "Acá estamos tapándole el mural a los guerrilleros, bala es lo que les vamos a dar gonorrea", dijo el hombre en medio de otras groserías. 

Al parecer, la grave amenaza se registró por parte de un escolta de un funcionario del Centro Democrático, quien pertenecería a una firma contratista de la Unidad Nacional de Protección (UNP).

Cabe recordar que esta es la segunda vez que se intenta borrar el mensaje de los jóvenes, quienes el sábado volvieron a restaurar el mensaje que había sido cubierto por primera vez el viernes 7 de mayo, en horas de la noche.

Image
Reacciones en redes sociales.

En redes sociales las opiniones de los cucuteños respecto a este mural han estado divididas, pues algunos consideran que es una expresión pacífica y válida de los jóvenes, quienes han encontrado en el grafitti y el muralismo una forma de manifestarse, mientras que otros consideran que esta es una acción que atenta contra el patrimonio público de la ciudad y la relacionan con vandalismo. 

Llamado a la tolerancia

El alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, se pronunció frente a estas diferencias de ideología para que haya un diálogo sin acudir a la violencia entre las dos partes. 

“Respetar nuestro espacio público es un deber de todos. Las manifestaciones pacíficas son bienvenidas, pero salvaguardando siempre la integridad de los ciudadanos, con tolerancia y convivencia ”, dijo el mandatario de los cucuteños. 

Asimismo, indicó que está abierto para trabajar con un solo propósito: cuidar y sacar adelante la ciudad. 

La otra cara

Por su parte, Diego Villamizar, coordinador del Centro Democrático en Norte de Santander, emitió un comunicado en un tuit, en el que señaló no se mostró las dos 'caras' de lo ocurrido. 

Según Villamizar, recibieron amenazas de ser 'chuzados' con arma cortopunzantes cuando un grupo de ciudadanos intentaba restaurar un bien público. 

"Dos jóvenes que se movilizaban en bicicletas, que portaban armas blancas y quienes minutos antes consumían sustancias alucinógenas debajo del puente, se acercan dando la orden de vamos a chuzarlos. Por lo que el hombre de protección reacciona en defensa ante esta amenaza", dice parte del comunicado. 

A su vez, una de las personas que estaba pintando el mural señaló que uno de los jóvenes los llamó "paracos". "Los vamos a chuzar; les vamos a hacer otro más grande para sacar a ese cerdo", manifestó. 


 

Image
La opinión
La Opinión