Escuchar este artículo

Convierte las llantas en obras de arte

Martes, 21 de Enero de 2020
Un exagente de la Policía es el creador de las figuras que embellecen el paisaje urbano de Cúcuta.

Desde niño ama las artes plásticas y empíricamente fue haciendo dibujos al óleo, mostrando su gran talento. Hoy, Martín Antonio Gómez Velasco, exagente de la Policía, es un gran artista. Él es el creador de las figuras de animales con llantas que embellecen el paisaje urbano de Cúcuta, específicamente en la orilla del río Pamplonita, en la glorieta de Claret, y en cuanta esquina se vea un tucán, una iguana, un oso o un pájaro toche, con ese material.

“Lo que quiero es que la gente tome consciencia de lo que causa ese caucho al medioambiente y que en lugar de quemarlo, lo que es nocivo para la salud, lo convierta en una obra de arte”, dijo Martín, quien es natural de Bucaramanga, pero está atado a la frontera desde hace muchos años.

El hombre contó que hace cuatro años, cuando estaba leyendo el periódico, se enteró del decomiso de siete toneladas de acero que eran transportadas en un camión, y de la quema de más de cinco mil llantas de carros y motos. Desde ese momento aseguró que se afectó tanto, que decidió no ser parte del problema sino de la solución. 

“Empecé a averiguar todo sobre el caucho y a hacer figuras para que más gente se motivara a hacer lo mismo”, aseveró Martín, quien vive en el barrio La Unión junto a su esposa e hijos. 

Dijo que empezó a hacer animales porque también leyó sobre el contrabando de especies para tenerlos en las casas, sacándolos de su hábitat.

Ahora es conocido por sus vecinos como el transformador de llantas en bellas obras de arte. Ha hecho iguanas, gorilas, osos, ranas, aves, serpientes y tiene en un taller, al lado de su vivienda, un gran león y un tucán, que en estos días será llevado a una finca de un cliente que lo contactó porque se enamoró de sus creaciones.

“El león tiene 243 llantas de carros y 280 de motos. Lo hice en treses meses y pesa más de 600 kilos”, precisó, agregando que primero se dedica a hacerle su anatomía para luego reforzarlo con el caucho.

Un arte que le abrió las puertas al mundo

Por estos días, Martín está feliz, pues unas personas de Europa se han contactado con él para que les haga un parque temático con neumáticos, por lo que está decido a irse, ya que, agrega, no ha tenido suficiente apoyo en la ciudad con su oficio.

El material lo consigue en los montallantas, donde se las venden. Él las clasifica, las abre y las lava. Luego inicia todo el proceso que conlleva hacer una figura, pues antes de eso hace el boceto de lo que quiere. “Quiero llevar el mensaje de que el neumático es malo si lo queman para el medioambiente y para la salud de nosotros, pero si se transforma en esto (animales), puede ser considerado arte”, enfatizó.

*Por: Geraldine García