Escuchar este artículo

Cúcuta: 591 niños en busca de una cirugía gratuita del corazón

Viernes, 30 de Septiembre de 2016
De cada mil niños nacidos, de 8 a 10 tienen cardiopatías congénitas.

Así como Salomé, de 2 años, estaba siendo valorada ayer en el hospital Erasmo Meoz por médicos de la Fundación Cardioinfantil, otros 590 niños pobres de entre 0 y 18 años recibieron atención médica en la Décima Brigada de Cardiología Pediátrica, que realiza la Gobernación. 

La jornada, que va hasta hoy, incluye toma de signos vitales, valoraciones de pediatría y exámenes especializados (electrocardiograma o ecocardiograma) para quienes los requieran. 

“Estamos felices de continuar con este programa, priorizando a niños de 22 municipios y de la frontera: tenemos niños de Ureña, San Antonio y San Cristóbal”, dijo la gestora social del departamento,  Cecilia Soler.

Durante los 10 años de la campaña, en alianza con la fundación Cardioinfantil, han operado a más de 400 niños a los cuales les ha seguido prestando atención luego de las intervenciones.

Este año, a una semana del cierre de la convocatoria, solo se habían inscrito 100 niños. Pero, finalmente, se presentó una cifra récord: se recibieron 591 solicitudes.

A todos los niños se les hará valoración, y hoy cuando se termine la jornada, se conocerá cuántos serán llevados  a Bogotá para realizarles la cirugía.

La campaña cubre  los gastos de los niños priorizados para cirugías, quienes deben viajar a Bogotá con un pariente, y permanecer allí mientras son operados.

“Estábamos esperando está oportunidad. No tenemos plata para costear una cirugía de esta magnitud y por la EPS todo es un problema para lograr un procedimiento”, contó con emoción la madre de Salomé,  mientras esperaba los resultados de la valoración.

Según estadísticas, de cada mil niños nacidos, de 8 a 10 tienen cardiopatías congénitas, por lo que es un defecto muy común que requiere ser detectado a tiempo,.

Los principales síntomas y signos a los que deben estar atentos los padres son: dificultad para ganar peso, cansancio al correr o realizar sus actividades rutinarias y deportivas, pérdida del conocimiento y diagnóstico de un soplo.

La Opinión