Escuchar este artículo

Cúcuta se salva de peores problemas por la inmigración

Martes, 5 de Febrero de 2019
Ya no hay invasión de parques, como sucede en otras ciudades, según la Alcaldía.

Las experiencias aprendidas por la institucionalidad de Cúcuta desde que se empezaron a acentuar los efectos del fenómeno migratorio han derivado en que la ciudad no tenga un impacto peor del que se nota en otras ciudades del país, según se afirmó desde la Alcaldía.  

“Hemos hecho un trabajo con Migración Colombia desde 2016 y se ha hecho un trabajo conjunto que ha permitido que Cúcuta, la primera receptora (de la migración) no tenga los problemas de otras ciudades, como invasión de parques” y otras afectaciones, dijo el secretario de Seguridad Ciudadana, Mauricio Franco.

Lea Por rumores, venezolanos llegan a Tienditas por ayudas

El funcionario aseguró que si bien ocurrió el episodio de ocupación de la cancha del barrio Sevilla, en el llamado 'Hotel Caracas', la coordinación institucional con el Grupo Especial Migratorio (GEM) favorece las acciones que impiden que la migración resulte más perjudicial.

“El único lunar que siempre hemos tenido es el trato con los indígenas (Yukpa), que se debe resolver a través del ministerio del Interior, como lo hemos invocado a través del Puesto de Mando Unificado”, agregó. 

Para el secretario departamental de Fronteras, Juan Carlos Cortés, pese a las condiciones de la ciudad, es innegable que Cúcuta se ha convertido en una zona estratégica en la que se aplican estrategias de organización y coordinación que favorece la preparación ante cualquier eventualidad, derivada de la migración.

Afirmó que la migración tuvo un efecto de consolidación de los fenómenos de informalidad y desempleo, que existían desde antes del cierre de frontera, razón por la que el impacto fue distinto al de otras ciudades en las que sí se notó la presencia de migrantes.

Le puede interesar Bono de alimentos de la ONU es solo por una vez

Además, el atractivo y oportunidades que ofrecen Bogotá, Medellín, Barranquilla, entre otras, favorecieron sin querer a Cúcuta, que se consolidó como ciudad de tránsito, en donde se concentran ayudas y cooperantes para aliviar parte de la crisis.

Image
La opinión
La Opinión