Escuchar este artículo

Cucuteño busca apoyo para tener su propia bicicleta

Lunes, 15 de Octubre de 2018
Franklin Rincón se perfila como uno de los mejores representantes del ciclismo en Norte de Santander.

Es tímido para hablar, pero tiene un gran talento para pedalear. No es Nairo Quintana ni Rigoberto Urán sino Franklin Rincón, un cucuteño, de 18 años, quien ama montar bicicleta desde muy niño. 

Vive en una casa humilde en la invasión Brisas del Mirador, con sus papás y sus cinco hermanos, quienes unidos han salido adelante. Una de sus hermanas también es deportista, practica rugby.

Franklin tiene seguro que en un futuro llegará a ser como uno de los 'escarabajos' colombianos representando al país en las diferentes competencias mundiales como el Giro de Italia y el Tour de Francia. 

En Cúcuta ya se perfila como uno de los mejores, pues el año pasado quedó en el puesto 17 en la Clásica del Caribe, la primera carrera nacional en la que participó; de tercero, en la clásica Táchira; en la clásica Saavedra que se realizó el domingo pasado quedó de quinto y fue subcampeón de ruta en la cronómetro departamentales.

Pertenece desde hace un año y medio al Club de Ciclismo Águilas del Norte y su  entrenador, José Danuil Castañeda, lo apoya, pues sabe que tiene un talento excepcional y cuenta que es muy bueno para el terreno plano, se defiende bien en las subidas y se destaca en las carreras de clima medio. "En estos momentos, es la carta principal que tiene Norte de Santander, pero requiere de ayuda para lograr ser el mejor", dijo Castañeda

No tiene bicicleta

Como dicen "para ser un buen ciclista, hay que tener bicicleta", por eso este joven requiere de ese elemento para ser un campeón. Por el momento, practica en una bicicleta de aluminio que le prestó La Liga de Ciclismo para sus entrenamientos, pues el joven no cuenta con ninguna, un sueño que tiene desde hace tiempo, pero no ha logrado cumplir. "Quiero tener una bicicleta propia para mis competencias y desempeñarme mejor", dijo.

Así mismo, para que no se debilite en las competencias necesita de una buena alimentación por lo que no cuenta con mercado, proteínas y vitaminas. "Mi meta es ser un gran élite en Europa y ser reconocido por mi deporte y representar a Norte Santander en todas partes", agregó el joven.

Mientras llega su bicicleta, ensaya yendo a su casa, que para llegar debe recorrer unas empinadas subidas.

Por: Geraldine García / Q'hubo

Image
La opinión
La Opinión