De persistir la sequía sería inminente el racionamiento

Jueves, 28 de Mayo de 2020
Si los niveles del Pamplonita y Zulia siguen bajando y persiste la sequía atípica.

Los cerca de 800.000 habitantes de Cúcuta, Villa del Rosario y Los Patios que se abastecen de los ríos Pamplonita y Zulia, se verían sometidos a turnos en el suministro del agua potable si persiste la sequía atípica y los caudales de estos afluentes siguen bajando.

El gerente de Aguas Kpital, Hugo Vergel, dijo que la ciudad está aportas de un racionamiento si se tiene en cuenta que los caudales ecológicos ya llegaron a su mínimo, por lo que se está evaluando con Corponor, las alcaldías y la Policía, para hacer que el agua solamente sea utilizada en la prioridad del consumo humano, se cancelen los inicios de nuevos cultivos, especialmente el de arroz, que es mayor 10 veces a cualquier cultivo tradicional.

Vergel dijo que la ciudadanía tiene que corresponder en el tema del uso de agua para evitar un racionamiento, lo que va a depender del acatamiento de las medidas tomadas por la autoridad ambiental y en segunda término al uso racional que haga la población en general.

“Estamos prestos según el plan de contingencia a actuar si ello se llegara a dar, en el sentido de llegar al racionamiento, empezando en dar por turnos a algunos sectores de la ciudad que hoy tienen el servicio continuo”.

Aguas Kpital tiene aproximadamente 200.000 usuarios y abastece todo el casco urbano de Cúcuta, 3.000 usuarios en el norte de Los Patios y usuarios de barrios de Villa del Rosario que limitan con la capital de Norte de Santander, “para una población aproximada de 800.000 personas que se abastecen del vital líquido, y que hoy en confinamiento, sumado a la sensación térmica tan alta, están consumiendo más”.

Las acciones iniciadas 

Corponor inició una serie de acciones encaminadas a atender las condiciones de sequía, mediante operativos de vigilancia y control tendientes a regular el uso y aprovechamiento del recurso hídrico en la cuenca del río Pamplonita, priorizando el consumo humano y uso doméstico.

Así mismo, dispuso que los sectores productivos como el agrícola y demás actores presentes en la cuenca del río pamplonita, titulares de concesiones de agua superficiales, deberán dar prioridad al consumo humano y doméstico, como se expresa en los Decretos 417 y 465 de 2020, expedidos dentro del marco de la emergencia sanitaria declarada por el Gobierno Nacional a causa de la pandemia de la COVID-19.

En ese sentido la autoridad ambiental estableció una serie de prohibiciones dentro de las cuales figuran entre otras prohibir la construcción de trinchos, barreras o cualquier otro método no autorizados, que conlleven al desvío, represamiento o embalse de las aguas, el llenado de piscinas, el lavado de carros, riego de jardines y lavado de fachadas 

Mesa técnica

El 26 de mayo de 2020 se cumplió la mesa técnica del Comité Departamental de Control y Vigilancia, teniendo como objeto la “revisión y análisis problemática río Pamplonita”; con las conclusiones siguientes.

Alternativas del cierre o suspensiones de la bocatoma en la toma Duplat, en lo relacionado con concesiones de agua distintas a las de consumo humano y uso doméstico.

Se programó una reunión, el miércoles, por parte de las empresas prestadoras de servicios públicos, con el propósito de verificar y diseñar una alternativa de trabajo en equipo, entre los acueductos de los municipios de Cúcuta y Los Patios, a fin de garantizar la prestación de un servicio óptimo de acueducto a todos sus usuarios.

Frente a la individualización de todos aquellos usuarios de concesiones de aguas que vienen presentando incumplimientos ambientales, se estableció una exigencia de toma de decisiones, así como de manera prioritaria contar con el apoyo de la Policía y el Ejército, para que adelanten operativos de vigilancia y control durante las 24 horas del día sobre la cuenca del río Pamplonita.

La Procuraduría General de la Nación, mediante la Procuraduría Regional, Procuraduría Provincial y la delegada para Asuntos Ambientales dentro del ámbito de sus competencias, ejercerá acompañamiento e intervención ante las autoridades, frente a todas las acciones que se puedan adelantar, en pro del mejoramiento de las condiciones de la corriente hídrica.

Image
La opinión
La Opinión