Escuchar este artículo

Debate sobre bicicarril sigue vigente en la ciudad

Viernes, 17 de Diciembre de 2021
Sector oficial, bici usuarios y expertos defienden los trazados que se instalan en Cúcuta mientras que los conductores denuncian mayor congestión.

Flujo lento, congestión vehicular, pitos, insultos y críticas. Esto es lo que más se percibe por estos días en el centro de la ciudad, por cuenta de la instalación de unos cruces viales seguros, los cuales tienen una ciclo infraestructura y que son señalados por los conductores y pasajeros como los responsables de que el tráfico avance más lento de lo normal.

Actualmente, en inmediaciones del parque Nacional, las calles 10 y 11, la avenida cuarta, entre otras, se lleva a cabo la adecuación de 43 de los 90 cruces viales seguros que se esperan instalar en el gobierno del alcalde Jairo Yáñez, una propuesta consignada en el Plan de Desarrollo y que tiene como principales contradictores a los conductores, que se sienten con menos espacio para circular.

Una de las personas que asegura verse afectada por la obra es Mauricio Moreno, quien a bordo de su taxi manifestó su inconformismo respecto a lo lento que avanzaba el tráfico sobre la calle octava, entre avenidas las tercera y cuarta. 

“Yo creo que eso genera es una congestión tremenda, quita espacio para la movilidad. En Cúcuta hay demasiado carro, uno no ve una sola bicicleta, la gente no está educada para montar en bicicleta y hacen esto”, dijo a esta redacción. 

Le puede interesar: Vuelve el transporte público colectivo a la comuna 10

Precisamente, en la tarde del pasado martes, un reportero de La Opinión se dirigió al centro de la ciudad para observar el comportamiento de la movilidad en las zonas en las que se instalaron estos estoperoles y separadores que permiten la banda ciclista y la futura ubicación de urbanismo táctico en el centro de la ciudad. 

En esa línea, sobre las 2:30 p. m., el tráfico tenía un flujo importante sobre las calles octava, novena y décima, en donde se instaló parte de la ciclo infraestructura que a esa hora tuvo poca presencia de usuarios, siendo ocupado dicho carril por motos, peatones y en algunos puntos cajas y hasta bolsas de basura. 

Sobre las 3:30 p.m. se intensificó el trancón principalmente en la esquina de las calles octava con avenida cuarta, donde el tiempo de 30 segundos que dura el semáforo en luz verde permitía que 12 vehículos superaran el cuestionado cruce. 

“Yo veo esto mal, mal, mal porque se está robando media vía, llevo más de media hora para llegar de la esquina hasta acá, se supone que debe estar completa la vía, pero ese espacio no es utilizado por los ciclistas”, dijo Marcos Contreras, uno de los cientos de conductores de vehículo particular que hay en el centro de la ciudad.

Congestión

 

¿Qué dice Tránsito? 
En diálogo con Mayid Gene Beltrán, secretario de Tránsito de Cúcuta, el funcionario manifestó que la actualización respecto al espacio público nada que tiene que ver con la congestión, debido a que uno de los fundamentos del proyecto es combatir el mal parqueo en esta zona de la ciudad.

“Lamentablemente el mal parqueo o el abandono de vehículos en espacio público hace que se genere esta percepción de congestión. La invitación es a respetar el espacio público, no solamente a los conductores, sino a los vendedores que ubican carretas que ocupan un carril, control que ya se está haciendo desde la Secretaría de Gobierno. Invitamos a los conductores a que no dejen los vehículos en vía pública”, señaló. 

El secretario reveló que actualmente el segundo comparendo que más se emite en la capital nortesantandereana es por dejar el vehículo en la zona pública, sanción que escolta a la amonestación por no tener vigente la revisión técnico mecánica. 

Le puede interesar: Alarma por reporte de feminicidios durante este 2021

La instalación de estos 2,4 kilómetros de carriles exclusivos para bicicletas, que se sumarán a los 9 km ya existentes, demanda una inversión de más de $2.000 millones, de los cuales $200 millones corresponden a recursos propios. 

“Los 200 millones de recursos propios se destinaron al Laboratorio de Movilidad Orientado a la Viabilidad Local, que diseñó estos cruces viales seguros; además gracias un gran esfuerzo y aporte aprobado por medio del Concejo de recursos del superávit, se aprobaron cerca de $1.295 millones en primera instancia y nuevamente se aprobó una nueva cifra que ronda los 680 millones de pesos”, dijo Gene. 

Con estas dos inyecciones de capital, la actual administración municipal asegura que garantiza la construcción de los 43 cruces viales de esta primera fase, los cuales aspiran a dejar listos a más tardar el 20 de enero de 2022.  

ciclista

Ciclistas aplauden la iniciativa 
Si bien los bici carriles llevan funcionando cerca de tres semanas, aún el flujo de ciclistas por estas zonas es muy bajo, aunque dos de sus usuarios resaltaron su construcción, la cual permite transitar con seguridad por el centro de la ciudad. 

Uno de esos usuarios es José Álex, quien pidió más controles a las autoridades para que el bici carril se haga respetar y no sea invadido por otros actores viales. 

“Me parece muy buena. Lo único es que por estas partes del parque Nacional transitan hasta los motorizados por la ciclo infraestructura, casi uno no puede andar en cicla, pero uno va seguro por ahí. A veces nos toca montarnos a los parques por las busetas o camiones, pero esta nueva vía es muy buena, hay mucha gente que transita, hay hasta cajas y motos por ahí”, señaló. 

Le puede interesar: ¡Alerta padres! Conozca las consecuencias de las adicciones tecnológicas en sus hijos

Por su parte, Romel Zegarra, otro bici usuario, manifestó que, ya que se demarcó el carril, éste debe recibir una intervención para estar en óptimas condiciones. 

“Muchas veces los que queremos cruzar de un lado a otro debemos hacerlo por el parque, pero ir por la ciclorruta es más seguro y más viable en cuanto al tráfico del centro. Ahora bien, hay que tapar los huecos de la vía porque está un poco deteriorada, he visto que peatones como nosotros los ciclistas han tenido accidentes”, sostuvo. 

No se respeta el carril

¿Qué dicen los expertos? 
Con el manual de Ciclo Inclusión para Ciudades Colombianas en mano, Alfonso Sanabria, presidente de la Comisión de Ciclismo Urbano de Cúcuta, resaltó las bondades del plan que se adelanta en la ciudad para incluir a la bicicleta como un medio de transporte idóneo, resaltando que lo construido se ajusta a la normativa que se sugiere desde el Ministerio de Transporte. 

“Hay que dejar claro que la ciclorruta es aquella que va a nivel del andén, como la que vemos sobre la avenida del Río o la autopista de Los Patios, y la ciclo banda es aquella que se hace a nivel de la calle y de los vehículos, a la que cual se agregan unos taches y en países más civilizados solo se pinta, por lo que actualmente en la ciudad se instala es una ciclo banda”, comenta. 

Sanabria sostiene que desde el 2014, cuando se contrató una firma de arquitectos para diseñar el Plan Metropolitano de la Bicicleta, la ciudad ha avanzado en la inclusión de este medio de transporte, documento que se tuvo en cuenta para ejecutar el presente plan. 

“Desde el principio hemos conocido estos proyectos, aportamos como ciclistas, vemos los errores, conociendo de la norma aportamos, comentamos ejemplos que se han dado en otras ciudades. Ellos hicieron la parte técnica del diseño, el estudio, teniendo en cuenta el Plan Metropolitano, se concentraron en la parte técnica”, reconoció. 

Le puede interesar: Las guerras de minitecas de los ochentas: Una época maravillosa

El presidente de la Comisión de Ciclismo Urbano sostiene que el manual expedido hace seis años por el Ministerio de Transporte es recomendable, más no obligatorio, y la idea es que de ahí surjan las nuevas propuestas sobre la infraestructura de la bicicleta que se construye en las ciudades colombianas. 

“El manual de Ciclo infraestructura es recomendable, mucha de la infraestructura actual en el país se construyó sin planeación, por lo tanto, es muy difícil siempre encontrar las medidas para seguir priorizando el carro. Si pusieron los 95 o 97 cm es para dejar dos carriles, en muchos lados dejan calles peatonales. Uno quisiera tener carriles de 1,5 metros, pero ya que nos dejen este espacio es ganancia”, señaló. 

Por su parte, el arquitecto magíster en Gestión Urbana, Jorge Bitar, sostiene que el trazado de estos nuevos puntos servirá para que la ciudad de el paso a implementar un sistema de transporte integral, en el que se contemple el sistema de transporte masivo. 

“Si la ciudad pudiera llegar a implementar este sistema de transporte masivo, van a tener mucho más sentido estas ciclorrutas, pero por algo hay que empezar. Las ciudades tienen que dejar de ser para los carros y empezar a ser para la gente y una de las formas es esta, para que el automóvil sea un sistema complementario y no el único”, señaló. 

Sobre lo que pasa en Cúcuta, en donde los conductores han mostrado resistencia a emigrar a usar la bicicleta como medio de transporte, señaló que hay un problema cultural. 

“La gente se metió en la cabeza que quien usa bicicleta son los jóvenes pupis, o los obreros de la ciudad. Uno va a Holanda y encuentra alcaldes que van a trabajar en bicicleta, en Bogotá ya se incrementó ese uso. Hay que cambiar el chip, hay que entender que la bicicleta es un medio importante de transporte y dejar de pretender que el carro debe ir a pocos metros a donde vamos nosotros”, sostuvo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda