Escuchar este artículo

Destinan finca para el programa de reconversión laboral de los pimpineros

Viernes, 10 de Marzo de 2017
En la vereda San José de La Vega, vía Pedregales-El Zulia está ubicado el predio de 16 hectáreas.

Un predio de 16 hectáreas que reclama en comodato la comunidad de Buena Esperanza a la Alcaldía será destinado al programa de reconversión laboral de los pimpineros.

La noticia la reveló el secretario de Gobierno de Cúcuta, Oscar Gerardino, tras ser indagado sobre el descontento que hay en Buena Esperanza por el abandono en que está el terreno conocido también como finca de Los Caballos, usufructuado por un particular.

María Victoria Carrero Palencia, presidenta de las juntas de acción comunal del corregimiento, dijo que no se explica por qué un predio del municipio está en manos de un particular y no de la junta de acción comunal, “como se lo hemos solicitado insistentemente a la Alcaldía”.

La finca está en la vereda San José de La Vega, vía Pedregales-El Zulia, y desde hace dos años es pedida en comodato por las juntas de acción comunal de Buena Esperanza, para adelantar allí labores sociales que redunden en beneficio de la comunidad, dijo Carrero.

La lideresa aseguró que la persona que explota el predio ya ha recogido varias cosechas y en fecha reciente ingresó maquinaria para adecuar el terreno para más cultivos de arroz y pancoger, sin permiso ni resistencia de la Alcaldía, que es la propietaria.

Agregó que en las reiteradas ocasiones que han enterado a la Alcaldía de la situación, nunca han recibido respuesta ni se produce acción para impedir que el particular explote el predio.

A la secretaría de Gobierno –dijo Carrero- se le ha solicitado un amparo policivo para que se dealoje el predio, pero tampoco han tenido eco.

El jueves, Gerardino manifestó que con el corregidor de Buena Esperanza se programó una inspección ocular el jueves para verificar las quejas de Carrero. Sin embargo, expresó que la alcaldía tiene destinado ese predio para el programa de reconversión laboral de los pimpineros.

Image
La opinión
La Opinión