Escuchar este artículo

Desvíos ilegales del cauce amenazan al río Pamplonita

Lunes, 9 de Septiembre de 2019
Hay peligro de un racionamiento de agua en Cúcuta por estas barreras improvisadas.

Es un hecho la adopción de medidas especiales aguas arriba del sitio de la bocatoma del acueducto de Cúcuta, con miras a contener el desvío ilegal del cauce del río Pamplonita y con ello evitar que se declare un racionamiento de agua a la población ante los bajos niveles que presenta el afluente.

El fin de semana, en un monitoreo que adelantaron técnicos de Corponor en compañía de la Policía se descubrió que en cinco tramos del río, en su margen derecha, se desviaban las aguas del río a través de barreras improvisadas, también llamadas como trinchos.

El agua se desviaba para riego de cultivos de arroz, pero lo que más llamó la atención fue que quienes hacían este irregular proceder eran productores agrícolas con los que Corponor tiene vigentes concesiones de captación del líquido.

Vea Más arena que agua en el río Pamplonita

En una de las tomas concesionadas se tiene autorización de captar 500 litros, pero en la medición que hicieron los técnicos se llegaba a  los 1.000 litros, por lo que se ordenó la destrucción de los trinchos para que el caudal del río ganara más volumen, dijo José Antonio García, subdirector de Cambio Climático de Corponor.

Fueron en total 5 puntos inspeccionados por la autoridad ambiental, donde a través de mediciones de profundidad y velocidad del cuerpo de agua, se pudo determinar el caudal que era captado. Cuatro de estos puntos sobrepasaban el límite de captación, llegando de 300 hasta 1.000 litros por segundo en una zona donde sólo es permitido 20 litros por segundo.

Carlos Cote, gerente comercial de Aguas Kpital, calificó la instalación ilegal de barreras para desviar el caudal del río Pamplonita como un atentado contra el agua que consumen los cucuteños.

Dijo que se está repitiendo lo que ocurrió en 2016 cuando también se puso en grave riesgo la captación de agua en la bocatoma del acueducto.

Cote reveló que debido a los bajos niveles que presenta el río, producto de los desvíos ilegales del caudal, se está trabajando al límite en la captación. Dijo que la semana pasada hubo necesidad de restringir la captación en un tramo de la bocatoma y ello, de no ponerse freno a los trinchos, estaríamos ad portas de un racionamiento en el suministro de agua a los cucuteños.

García dijo que este martes se adoptarán medidas especiales en una reunión que se convocó con concesionarios de las captaciones, Policía, alcaldía, Eis Cúcuta y Aguas Kpital.

La Opinión conoció que mientras no se restablezcan las condiciones climáticas en la región, solo se permitirá captación de agua del río para el consumo humano, las captaciones  que se destinen a cultivos o a otras explotaciones agrícolas serán suspendidas.

Image
La opinión
La Opinión