Escuchar este artículo

Discapacitados plantean un nuevo modelo de ciudad

Martes, 25 de Septiembre de 2018
Se propuso la reconstrucción de todas las rampas de acceso que se hicieron en la zona céntrica.

Las organizaciones que representan a los discapacitados de Cúcuta están decididas a hacerse valer, a no seguir más en el anonimato, como hasta ahora ha sucedido, y por ello le hablaron claro a la alcaldía, justo ahora cuando se está a punto de aprobarse el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que regirá los destinos de la ciudad durante los próximos 12 años.

En la propuesta le que presentaron al Departamento de Planeación Municipal se busca una ciudad más incluyente para las diez mil personas que viven aquí en condición de discapacidad. Una ciudad que nos permita vivir con los mínimos necesarios para nuestro desenvolvimiento en materia de movilidad, transporte, espacio público, entre otros aspectos, dijo Jorge Eliécer Soto Maldonado, vocero de la Asociación de Personas con diversidad Funcional.

Es necesario que las autoridades empiecen a pensar la ciudad, no para las personas normales, sino para todas en general, en donde se incluya al que se mueve en silla de ruedas, el ciego, el sordo, expresó Soto.

Accesibilidad (Rampas y andenes)

La alcaldía ha invertido 20.000 millones de pesos en los últimos años en andenes y rampas que no garantizan la plena movilidad de las personas con problemas de motricidad.

En este sentido, se propuso la reconstrucción de todas las rampas de acceso que se hicieron en el centro de la ciudad, para hacerlas funcionales de acuerdo a la normatividad existente para este fin.

También, llevar a cabo la uniformidad de los andenes en cuanto a losas y desniveles, de acuerdo a la topografía del terreno, con especial prioridad en los tramos de las avenidas 0 a la 10, entre diagonal Santander hasta la calle 18. En donde no haya rampa se debe construir.

Asimismo, la Diagonal Santander hasta los barrios La Merced- Pescadero-Lleras.

Avenida 0 hasta la avenida Guaimaral, desde la calle 18 hacia el norte, incluyendo los barrios Los Caobos, Riviera, Popular, Colsag, Quinta Bosch, Ceiba y Guaimaral.

Accesibilidad a los centros comerciales y edificios de gobierno, educación y salud.

Señales sonoras y táctiles para los ciegos.

Sobre las áreas de cesión, los urbanizadores deben habilitarlas para la recreación y dotarlas para toda la población, no para unos cuantos.

Transporte

Se debe iniciar en el corto plazo la elaboración de un plan vial y de transporte, con un diseño que involucre a la población en condiciones de discapacidad y que tenga cobertura en toda la ciudad, no como ahora que solo llega a ciertos sectores.

El transporte masivo que se contempla para Cúcuta debe incluir, por ahora, tres ejes viales: 

Barrio el Progreso - Atalaya - Diagonal Santander - Avenida Quinta - Parque Santander.

Barrio san Mateo - El Escobal

Los Patios - San Mateo.

Que los buses estén habilitados para el abordaje de personas en silla de ruedas, y con rampas de acceso.

Demarcar en el centro de la ciudad, en sitios estratégicos, estacionamiento de vehículos manejados por personas con discapacidad.

Prioridad en zonas azules para el parqueo de esta población. Hoy, ningún parqueadero de la ciudad cuenta con espacios exclusivos para el parqueo y abordaje de personas en silla de ruedas.

Espacio Público

Crear y aprobar el manual del espacio público, en el que se contemple el componente de la silvicultura como elemento del mobiliario urbano.

El espacio público debe estar a cargo de un ente autónomo, que vele para que se mantenga despejado para goce de todas las personas, en especial las que deben movilizarse por los andenes porque van en silla de ruedas.

Medio Ambiente

Eliminación de la contaminación visual del paisaje urbano. Que el cableado de servicios públicos esté bajo tierra y no aéreo. No permitir la propaganda en pasacalles ni en postes.

Retiro de las vallas y avisos que el comercio informal y formal instala en los andenes y árboles de la ciudad.

Establecer una política pública para el cuidado y conservación de los árboles de la ciudad. Muchos están enfermos y se corre el riesgo de una tragedia.

Image
La opinión
La Opinión