Escuchar este artículo

Drogas en las escuelas, el enano que amenaza ser un gigante

Las autoridades y los docentes de Cúcuta están preocupados, pues en esta ciudad el consumo de estupefacientes está comenzando a los 11 años.

“Usted sí es bobo…no sea gallina. ¿Para qué le hace caso a su mamá?, pruebe esto que lo va a hacer sentir bien”, le dijo Dayron a Felipe, su compañero de octavo grado, segundos antes de que llegara su amigo Juan a rescatarlo de lo que pudo ser su inicio en el consumo de drogas.

Esta circunstancia es lo que se conoce como presión de grupo y es uno de los factores de riesgo de la drogadicción en entornos escolares, un problema que ha venido creciendo en todas partes, pero genera aún más preocupación en las autoridades docentes y de salud de Cúcuta, pues en esta ciudad la ingesta de sustancias estupefacientes está comenzando a los 11 años, según sus investigaciones.

De acuerdo con Grecia María Pérez, profesional adscrita a la Secretaría de Salud de Cúcuta y presidenta del Comité Municipal de Convivencia Escolar, en los estudios que se hicieron en el 2011, la meta de retardo de inicio del consumo de drogas era de 13.3 años de edad, pero con los recientes estudios la meta está puesta, al 2021, en 15.5 años.

Le puede interesar No soportan la ‘fumatón’ de los viernes en parque del barrio Aeropuerto

En la ciudad tenemos la meta en 11 y 12 años, esa es la etapa de experimentación y luego viene la dependencia. Lo alarmante es que comienzan con una droga y menos de un año  después están transitando a otra, entonces se convierten en policonsumidores a futuro, lo que empeora la situación de salud de esos jóvenes”, agregó la experta.

El Gobierno Nacional, por medio de indagaciones del Ministerio de Justicia, conoció que el 5% de los estudiantes en etapa escolar entre los 17 y 18 años han consumido droga, destacó hace una semana el fiscal general Néstor Humberto Martínez. “Eso nos permite avizorar la gravedad del consumo interno y por lo cual es necesario que nosotros refundemos toda la política pública por erradicar cultivos ilícitos”, añadió.

Para Miriam Támara, directora de la Red Nortesantandereana por una Escuela sin Violencia y presidenta de la Fundación Resplandecer para Vivir (Funresvi), es importante trabajar en estrategias de presión de grupo, por eso desde esa asociación de planteles le apuestan a iniciativas como mediadores y semilleros de paz.

Támara manifestó que, desde enero, la labor de la red se ha enfocado en el tema de la drogadicción, pero lamentablemente no hay herramientas que contribuyan a atacar de manera más efectiva este problema; es por ello que hace unos días sostuvieron un encuentro con representantes del Comité Nacional de Convivencia Escolar para trazar lineamientos.

Lea además Camino verde en Trapiches, sitio de drogadictos

“Estamos aprendiendo, haciendo, porque no hay una orientación que nos diga que fue aplicada y haya funcionado. Estamos viendo que esto se nos está saliendo de las manos y nos tiene que preocupar a todos, porque estamos hablando de nuestras nuevas generaciones, es nuestra sociedad”, resaltó la educadora.

¿Qué se está haciendo?

Miriam Támara sostuvo que las 40 instituciones integrantes de la Red Nortesantandereana por una Escuela sin Violencia vienen trabajando en la promoción de las consecuencias que genera la drogadicción y en su prevención. Destacó además que hay constante comunicación con los comités de convivencia de los planteles.

“Desde la Secretaría de Gobierno del departamento, en articulación con la red, se trabaja en la estrategia ‘Prevenir primero’; van a las instituciones para capacitar, buscando disminuir el consumo”.  La red fue invitada al Foro Mundial Ciudades de Paz, que se realizará en Madrid en noviembre, donde esperan llevar estrategias definidas para este problema.

(Los semilleros de paz y los grupos de mediadores son estrategias que se implementan en las escuelas.)

José Antonio Hernández, quien lleva 26 años como rector, todos ellos en el Colegio Municipal Aeropuerto, informó que en su centro educativo trabajan en la sensibilización y socialización sobre el daño que causan las sustancias psicoactivas. También realizan requisas dentro del lugar para enfrentar su posesión.

“El año pasado tenía tres jíbaros en el colegio, identificados y confesos. Este año no hay ninguno identificado, pero debe haber. Y seguramente habrá alumnos que consuman. Hubo un caso de un estudiante que estaba reclutando compañeras; la Policía lo capturó y a los pocos días volvió al colegio, pero la madre lo sacó”, recordó Hernández.

Grecia María Pérez afirmó que desde la Secretaría de Salud de Cúcuta desarrollan el plan ‘Familias fuertes, amor y límites’, con papás y niños entre 10 y 14 años, para mejorar los canales de comunicación entre ellos.

“Con los colegios de secundaria tenemos la estrategia ‘Zonas de orientación escolar’, la cual busca trabajar con toda la comunidad educativa. Esta no solo permite identificar el riesgo interior respecto al consumo de drogas, sino también cuáles son los riesgos alrededor del centro educativo. Las acciones son trazadas por los mismos estudiantes”.

Pérez manifestó que es importante que el Comité de Convivencia Escolar de cada unidad educativa conozca estrategias para prevenir el consumo, atender a aquellos jóvenes que deseen salir del vicio y activar la ruta de atención en salud, para que reciban tratamiento y desintoxicación, pues con la drogadicción surgen trastornos como la depresión e ideas suicidas.

Trabajo policial 

La Policía, igualmente, interviene en las instituciones con una política de prevención. Según el mayor Germán Gómez, jefe de la Seccional de Protección y Servicios Especiales, llevan charlas y actividades lúdicas a todos los planteles, pero tienen priorizados 22 recintos en el área metropolitana: 14 en Cúcuta, entre ellos tres universidades; tres de Villa del Rosario, dos de Los Patios, uno en Cornejo, uno en El Zulia y uno de Puerto Santander.

Lea también Las drogas sintéticas, un peligro creciente

Asimismo, dijo que hacen acompañamiento en las horas de entrada y salida de las escuelas y a su vez el personal de inteligencia ejecuta la labor investigativa para identificar estructuras de microtráfico; por ello, es importante resaltar que en abril, las autoridades dieron un importante golpe al desarticular la banda ‘Los Copetes’ en el barrio Guaimaral.

El grupo criminal, conformado por 13 personas, vendía estupefacientes a alumnos de los colegios José Eusebio Caro (Inem) y Técnico Guaimaral y de las Universidades Francisco de Paula Santander (UFPS) Libre y de Santander (Udes). Efectivos se infiltraron para identificar a los delincuentes y su modus operandi.

“No es una tarea fácil, porque tenemos unas constelaciones delictivas marcadas, que no solo cometen narcomenudeo, sino otros delitos como el hurto a personas. Hemos tenido importantes capturas gracias a información de la comunidad; desde que la gente nos colabore, podemos trabajar de una manera más rigurosa”, dijo el oficial.

¿Qué falta?

Las fuentes consultadas concuerdan en que hace falta más compromiso de los padres y responsables de los menores, pues no están al tanto de lo que ellos hacen. Incluso, se ha detectado situaciones más graves en las que el progenitor le han dado la droga a sus hijo para que la comercialice, buscando recursos para aliviar necesidades básicas.

Es importante el control en la redes sociales, es por ello que se debe tener conocimiento de lo que hacen los niños y jóvenes en estas plataformas digitales, porque por estos medios son inducidos. Igualmente, es necesario fortalecer el trabajo intersectorial para luchar contra ese flagelo, pues este también propicia el bullying y la violencia escolar. 

Es relevante fortalecer el carácter de los jóvenes para que no caigan en las pretensiones de sus pares. Además, tener en cuenta que expulsar a un estudiante por consumir o poseer droga no es la solución, pues sacarlo del sistema educativo es arrojarlo al pandillismo y bandas criminales. 

Image
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros
Sábado, 4 de Agosto de 2018

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión