Escuchar este artículo

El equilibrio entre el amor y el poder es clave para los niños

Martes, 29 de Octubre de 2019
El tema se llevó a cabo en el VI Congreso Internacional de Innovación en la Intervención Psicológica: Familia y Procesos Sociales.

Equilibrar el amor y el poder en los hogares, de manera que ninguno de los dos se de en excesos, es clave para tratar a los niños con Trastorno Negativista Desafiante (TND), explicó el ponente mexicano Rosalio Contreras, en el marco del VI Congreso Internacional de Innovación en la Intervención Psicológica: Familia y Procesos Sociales, liderado por la Universidad Simón Bolívar.

El TND se presenta generalmente en  menores de 8 años que se caracterizan por tener comportamientos no cooperativos, desafiantes, negativos, irritables y de enfado hacia los padres, compañeros, profesores y otras personas en posición de autoridad.

“Es recomendable que los niños reciban atención para canalizar la ira y cólera, y los padres deben ayudarlos a planear una visión tanto individual como colectiva”, precisó.

“Generalmente es el contexto familiar la clave para evidenciar las primeras señales de estos casos debido a que en espacios públicos los niños tienden a ser juiciosos, calmados y colaboradores”, agregó.

El congreso, dirigido a 700 asistentes, tuvo lugar en las instalaciones de la Universidad y el Teatro Zulima. Profesores, egresados y profesionales de la región conocieron las tendencias, prácticas e investigaciones de innovación en intervención psicológica en el ámbito familiar.

Image
La opinión
La Opinión