La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

El lote que resolvió un conflicto de 24 años

Durante los días 21, 22 y 23 de mayo se llevó a cabo en la Casa de Justicia de La Libertad la Conciliatón 2019.

El conciliador abrió la puerta y mandó a seguir a Pedro y a Gloria, que esperaban sentados en una sala especial para los que vienen a conciliar en la casa de Justicia La Libertad.

Pedro, entre risas, producto de los nervios por la diligencia a la que fue citado, tomó primero asiento y acto seguido lo hizo Gloria. Se miraron por el rabillo de los ojos y guardaron silencio. Ambos quedaron frente al conciliador, que de una les preguntó: ¿cuéntenme, qué los trae?

Hice que él viniera para que resolvamos de una vez por todas lo del alimento del hijo menor, porque él tiene un predio por los lados de El Zulia, lo arrendó y se fue y a mí me dejó viendo un chispero con cuatro hijos, uno de ellos menor de edad.

Hasta ese momento se descubrió que la pareja estaba separada, que habían vivido juntos 24 años y que hace tres años ambos tomaron rumbos distintos.

Yo no me he negado, dijo Pedro, lo que pasa es que me la paso en negocios, pero nada más. Prueba de ello es que acepté venir a arreglar las cosas, como amigos, como debe ser. Nos separamos pero quedamos de amigos, dijo.

El conciliador preguntó entonces a Gloria cuál era la propuesta que traía.

Bueno, mi doctor, de ese lote yo no tenía conocimiento, me vine a enterar hasta hace poco, y como todavía hay un hijo menor, que necesita alimentos, estudiar y la salud, entonces lo que pido es que lo que entre de arriendo por ese predio se destine a las cosas de mi hijo menor. Los ojos de Pedro se expandieron al máximo apenas escuchó la propuesta de su ex. No pide más, le espetó con risa burlona.

Es lo justo, porque usted se está beneficiando de esos ingresos quién sabe desde cuándo. No le da pena teniendo un hijo menor? le respondió Gloria frunciendo la frente y las cejas.

El conciliador le recordó a Pedro que si su exesposa le hacía valer la inasistencia alimentaria de los últimos tres años iba a tener problemas mayúsculos. Qué piensa de la propuesta que ella le hace, le replicó.

Bueno doctor, como le dije al comienzo, yo no estoy enojado con ella, así nos hayamos separados. Todo sea por los hijos, hagamos las cosas como son. Acepto pero una vez ‘el pelao’ tenga mayoría de edad el lote vuelve a mi poder. ¿No le da pena?, le replicó de inmediato Gloria.

Deben ponerse de acuerdo porque esto tiene que terminar a satisfacción de ambos, no puede haber diferencias, porque para eso se llama conciliación, les dijo el conciliador.

Pedro se levantó de la silla, caminó por la salita y regresó. Gloria se mantenía seria y callada en su silla. 

Acepto, doctor. Que el lote lo administre ella. No me opongo. ¿Quedó contenta?, le preguntó Pedro a su ex. 

En veintitrés años, por fin le escucho algo sabio, le respondió Gloria, y acto seguido ambos soltaron la carcajada y se dieron la mano. Caso cerrado, sentenció el conciliador.

La conciliatón

Durante los días 21, 22 y 23 de mayo se llevó a cabo en la Casa de Justicia de La Libertad la Conciliatón 2019, evento en el que se lograron unas 500 conciliaciones entre las partes, de entre todos los casos que se atendieron en esta entidad adscrita al Ministerio de Justicia.

La directora de la Casa de Justicia, Elizabeth Luna, manifestó que se contó con el apoyo de la Universidad Libre, Alcaldía, Policía, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, centro de conciliación de la Universidad de Pamplona y centro de conciliación de la Policía.

Se resolvieron conflictos de vecinos de los barrios de las Comunas 3 y 4, entre otros, de pareja, arriendo, deudas, riñas, etc.

Image
La opinión
La Opinión
Viernes, 24 de Mayo de 2019
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día