Escuchar este artículo

El precio de sacrificar la siembra del arroz

Viernes, 8 de Enero de 2016
La producción se redujo un 50 por ciento debido a la sequía.

Los cultivadores de arroz acordaron esta semana no sembrar más el grano hasta que no pasen los graves efectos derivados de la sequía, sobre el río Pamplonita, originados en la ocurrencia del fenómeno de El Niño.

Sin embargo, la voluntad del gremio para otorgar parte del recurso que utilizan, al consumo humano representa considerables pérdidas para el sector.

Juan Diego Peña Canal, copropietario de una de las fincas arroceras ubicada en la zona media del río Pamplonita, declaró que debido al estrés hídrico que han sufrido los cultivos las cifras son alarmantes.

“Normalmente, la producción de la zona está en 7,5 toneladas por hectárea”, dijo. “Con la sequía, la producción bajó a cuatro toneladas, lo que da una reducción de casi del 50 por ciento, lo que borra la utilidad esperada”.

El acuerdo entre los arroceros y Corponor fue firmado en octubre del año pasado, con una extensión de cuatro meses.

“Al menos hasta marzo solo nos vamos a dedicar a preparar las tierras y tenerlas listas, para cuando cambie la situación hidrológica”, dijo.

Mientras tanto, continúan sus compromisos con los trabajadores y empresas como las de Peña, que han mantenido la nómina.

“Pese a que no estamos sembrando, a que estamos incurriendo únicamente en costos, a que nos van a cobrar impuestos y la concesión de agua, nuestro objetivo es que no se siga perjudicando al río”, señaló.

*La Opinión