Escuchar este artículo

En Agua Clara hay temor por creciente del río Pamplonita

Jueves, 19 de Mayo de 2022
¿Es una tragedia anunciada e ignorada por las entidades?

En los corregimientos Aguaclara y Puerto Villamizar hay miedo porque el río Pamplonita ha aumentado su nivel en las últimas semanas, amenazado con desbordarse y arrasar con todo a su paso.


Lea:Más de 350 familias de Cúcuta están damnificadas por las lluvias

¿Una tragedia anunciada? Esa es la pregunta que no sale de la mente de algunos pobladores de esas dos poblaciones de la zona rural de Cúcuta, ubicados a 40 minutos del casco urbano de la capital nortesantandereana, donde la mayoría de los campesinos se dedican al cultivo de arroz y plátano.

La creciente del río ha sido silenciosa. Durante varios años en temporada de lluvias ha llegado a estar a pocos metros de tierra firme, generando  desespero entre la gente, que solo se resigna a rezar para que el Pamplonita no aumente su nivel y haga desastres, como ya lo habría hecho hace muchos años.

Varias fincas están bajo amenaza por la fuerza de la naturaleza, pues cada día ven que el río crece, pero los llamados que hacen a las autoridades encargadas son ignorados. No es la primera vez que la comunidad de esa apartada zona de Cúcuta clama una solución.

Llevan más de 12 años pidiéndole a diferentes entidades que envíen funcionarios a recorrer la zona para buscar alguna solución y así impedir que el río provoque un desastre, que no solo afectaría las finanzas de los cultivadores sino hasta la vida de quienes viven en ese sector.

La única protección que hay en la zona son unos gaviones que pusieron hace años para  contener el río, pero no los instalaron en toda la zona afectada, dejando unas fincas en peligro.

 

Podrían perder sus cultivos

Un equipo periodístico se desplazó hasta la zona afectada y se encontró con que el agua ha ablandado el terreno de la orilla, haciendo imposible transitar por allí. El paisaje es desolador, pues el agua ha mostrado su poder y tiene en ‘la cuerda floja’ muchos cultivos.

Gregorio Duarte compró una finca cerca de la orilla del río y la llamó ‘Buenos Aires’, donde tiene un cultivo de arroz, pero hoy, las 34 hectáreas de tierra fértil, está en riesgo.


Conozca: En Guaimaral sufren por el mal estado de las calles

“Las pérdidas económicas serían graves, pues a cada hectárea se le invierten seis millones de pesos. Además, las vidas que se pueden perder con ese desastre”, señaló el agricultor.

 

Temor en Puerto Villamizar

El temor es que el agua llegue hasta la vía principal que lleva a Puerto Santander y esa parte de la zona rural quede incomunicada.

“El terreno va bajando a medida que llega a la vía, siendo la orilla del río la parte más alta. Estamos en peligro”, sostuvo otro habitante de esa zona.

En Puerto Villamizar también hay miedo, en ese corregimiento ubicado a pocos kilómetros de Aguaclara, no solo deben lidiar con la violencia, sino el temor que el río Zulia inunde las 10 fincas y 72 viviendas que hay allí.

En esta población ya ha sucedió una inundación, donde varias familias perdieron sus objetos de valor y algunas viviendas se vieron afectadas. Otro desastre sería fatal, sin contar con el miedo que hay por la creciente del Pamplonita.

 

Nunca tienen respuesta

La comunidad le ha solicitado desde 2012 a las autoridades encargadas: Alcaldía de Cúcuta, Defensoría del Pueblo, la Secretaría para la Gestión del Riesgo de Desastre de Cúcuta, entre otras, una solución a esta situación, pero no ha habido respuesta y nadie ha ido a la zona.

Francisca Sinisterra Hernández, representante de Asojuntas de Aguaclara y Puerto Villamizar, tiene en su poder docenas de recibidos de varios derechos de petición que se han remitido a las entidades desde 2012.

El más reciente fue a principios de mayo, donde pedían nuevamente que por favor atendieran la situación, no ha habido respuesta ni mucho menos acciones.

La Opinión conoció que cuando la Defensoría del Pueblo se comunicó con Huber Plaza, secretario para la Gestión del Riesgo de Desastre de Cúcuta, con el fin de extender una red de apoyo a la zona, la respuesta del funcionario fue que ya se está verificando la situación, pero la comunidad no ve ninguna acción por parte de este despacho municipal.

Este medio llamó en varias oportunidades y le envió mensajes de WhatsApp a Huber Plaza, pero no hubo alguna respuesta.

“Incluso acá vino el Alcalde de Cúcuta Jairo Yáñez recién se posesionó, conoció la zona, pero nos mandó fue a hacer arepas de arroz… Otro día vino un supuesto funcionario de Gestión del Riesgo y concluyó que nosotros queríamos era que nos arreglaran la finca”, dijo una habitante de esta zona.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda