En Cormoranes, el CDI aún no ha sido demolido

Martes, 28 de Agosto de 2018
Mientras la estructura se mantenga en pie, las pólizas de responsabilidad no serán cobradas.

Decenas de niños de Cormoranes y sectores vecinos siguen esperando infructuosamente que la Alcaldía de Cúcuta decida qué hará con los despojos del Centro de Desarrollo Infantil (Cdi) que prometió demoler.

Los habitantes consideran que mientras la fracasada estructura se mantenga en pie, las pólizas de responsabilidad no serán cobradas y el Cdi no será reemplazado.

El secretario de Infraestructura, Yonny Pascual Contreras, explicó que la revisión jurídica se hizo con algunas observaciones del comité de contratación, y por eso la demora. Aseguró que en unos días esperan que salga el acto administrativo atendiendo los requerimientos de las aseguradoras, y tomando en cuenta el informe levantado por la Universidad Francisco de Paula Santander (Ufps).

Lea también Cormoranes sabe qué hacer si hay terremoto

Sin ofrecer día específico, Pascual detalló que una vez se tenga el acto administrativo se entregan copias a los involucrados: aseguradoras, contratista, interventoría y órganos de control.

“Iniciando el mes entrante ya se tiene ese acto administrativo concertado con la parte jurídica del municipio”, dijo.

El presidente de la junta de acción comunal, José Ordoñez, reclamó los tiempos de espera. La comunidad espera una respuesta sobre el destino de la obra, y de los 4.696 millones de pesos que se invirtieron en ella.

Los niños en Cormoranes aún aguardan por el Cdi desde el 2013. Han transcurrido cinco años y en el sector no ven una solución educativa para los menores que viven en la zona.

“En los otros dos barrios (El Rodeo y Torcoroma-Siglo XXI) ya están disfrutando de los Cdi, nosotros también queremos y exigimos uno para nuestro sector”, dijo.

El hoy centro infantil en ruinas fue concebido para atender a más de 130 niños; sin embargo, ni uno podrá ingresar a su interior que se desmorona cada vez más, con el paso del tiempo.

Los estudios de la Ufps indican que para solventar las fallas estructurales hay una alternativa para mitigarlas, pero estas obras son más costosas que construir uno desde cero. El Cdi tiene dos guardias de seguridad para el día y la noche, en resguardo de lo que queda aún en buen estado.