Escuchar este artículo

En dos meses, se triplicó atención de niños en la guardería Niña María en Cúcuta

Viernes, 3 de Mayo de 2019
Este servicio, dispuesto para venezolanos e hijos de colombianos retornados, es brindado por la Diócesis.

Desde que se inició la labor humanitaria de la Diócesis de Cúcuta, a través de la guardería Niña María, se han beneficiado 118 niños,  hijos de venezolanos y de colombianos retornados. 

La ‘Campaña de comunicación cristiana de bienes 2019’ arrancó el 6 de marzo con 30 menores, entre 2 y 10 años, cifra que se triplicó en lo corrido de 55 días.

Estos servicios cuentan con el apoyo de personal voluntario de las comunidades parroquiales y estudiantes de entidades públicas y privadas como el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), Instituto Protelco y Universidad Simón Bolívar  (Unisimón).

Lea también Niños que vienen de Venezuela serán acogidos en guardería gratuita en Cúcuta

A diario, un grupo de 23 personas se encargan de la organización de los espacios, el aseo y la preparación de alimentos. 

Los niños reciben cuatro raciones de comida: desayuno, media mañana, almuerzo y onces, de acuerdo con el menú establecido por un nutricionista. 

Además, son orientados en los procesos de aprendizaje teniendo en cuenta sus edades y las tareas escolares. Para estás dinámicas, los menores cuentan con apoyo profesionales en áreas de psicología, pedagogía y trabajo social.

El servicio es brindado de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.

“Estas labores las hace la Iglesia respondiendo a una emergencia humanitaria que se vive en la ciudad, por eso es de vital importacia la caridad de los cucuteños y de las empresas que se quieran sumar a esta causa con ayudas”, dijo el padre José Elver Rojas, director de la Fundación Pía Autónoma Asilo Andressen.

Es importante resaltar que cada semana, los miembros de la guardería se reunen con los padres de familia para diálogar sobre el estado de salud de los niños, los procesos de aprendizaje, el cumplimiento de sus vacunas y el papel que juega la familia en estas labores humanitarias.

Otras ayudas

El padre Elver Rojas resaltó que en el asilo también se benefician otros 100 niños bajo la modalidad ‘externado media jornada’, iniciativa que cuenta con el apoyo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Durante cuatro horas, de lunes a viernes, en jornada contraria a la escolar, los niños, entre los 6 y los 18 años, hacen parte de un proceso psicosocial de apoyo y fortalecimiento a la familia. 

En esta jornada, lo menores adelantan sus tareas del colegio y reciben asesoría para el desarrollo de sus actividades extracurriculares. Asimismo, toman dos raciones de comida: almuerzo y refrigerio.

Image
Astrid Genes