Escuchar este artículo

En educación hay brechas por cerrar

Martes, 28 de Agosto de 2018
Para 2016 se cumplió con la meta propuesta para la deserción con un avance del 50% en secundaria y media. 

Aunque la educación oficial de Cúcuta ha tenido avances y reconocimientos por las mejoras en infraestructura, reducción de la deserción, entre otros aspectos, las brechas siguen siendo amplias, según indica un análisis de datos, de Cúcuta cómo vamos, de 2016.

Mario Zambrano, vocero del programa, resaltó el hecho de que en términos generales hay una reducción en la deserción escolar en Cúcuta, así como en la reprobación, pero enfatiza en que cuando se comparan instituciones públicas y privadas, estas últimas tienen tasas más bajas.

El experto señaló además que las instituciones rurales tienen un comportamiento más regular que el de sus pares urbanos, situación que se debe focalizar para mejorar cobertura y calidad.

Le puede interesar La robótica llegó a colegio de Cúcuta

Según el análisis, para 2016 se cumplió “ampliamente” con la meta propuesta para la deserción con un avance del 50 por ciento en secundaria y media. 

Sin embargo, las cifras “desnudan la necesidad de diseñar, proponer y ejecutar programas, planes y proyectos con metas ambiciosas que propendan por la permanencia de los estudiantes en el sector educativo hasta la culminación del año lectivo o ciclo escolar”.

Un avance significativo se advierte en el desempeño de los estudiantes de Cúcuta entre 2014 y 2016 con el dominio de una segunda lengua, al pasar de 44.7 por ciento de estudiantes en nivel A- en 2014, a 30 por ciento en 2016, y se califica como sobresaliente el aumento de estudiantes en los niveles A2 y B1 de lengua extranjera.

En materia de presentación de pruebas, del desempeño en matemáticas y lenguaje, se infiere que se debe mejorar en la calidad de los conocimientos adquiridos, pues aunque se avance en el ciclo educativo, no necesariamente ocurre lo mismo con el conocimiento.

Por ejemplo, en el área de lenguaje, el porcentaje de estudiantes en nivel avanzado disminuyó en 2016, y el 19 por ciento  de los estudiantes de quinto grado logró un nivel avanzado frente a un 7 por ciento  de noveno grado.

Además, se encontró que el área de lenguaje acumula una proporción menor de estudiantes en los niveles insuficiente y mínimo con respecto al área de matemáticas. 

“En cualquiera de ellas, los resultados revelan que los estudiantes no están preparados ni con la capacidad para resolver problemas e interrogantes de diferentes niveles de complejidad, pese a que sus resultados ubiquen aceptablemente a Cúcuta frente a la media Nacional”.

Las condiciones socioeconómicas de los estudiantes tienen estrecha relación con ello, pues según Zambrano, pese a que la teoría dice que el acceso a la educación reduce desigualdades, en el caso local, “termina reafirmano y profundizando la desigualdad”.

“Se observa que a mayor nivel socioeconómico se obtienen mejores resultados en las Pruebas Saber”, dice el análisis. “Este comportamiento en 2016 se puede evidenciar en los datos de 2015, los cuales requieren de una mayor atención por parte de las autoridades competentes con el fin de generar políticas educativas encaminadas a mejorar la formación académica de los estudiantes de menos recursos”.

Para Zambrano, “no es suficiente con que los chicos vayan a la escuela, sino también que las personas más pobres obtengan también una muy buena educación que les permita mejorar sus condiciones, más adelante”.

Image
La opinión
La Opinión