Escuchar este artículo

En marzo empezará a llegar agua potable a Buena Esperanza

Lunes, 11 de Diciembre de 2017
Este corregimiento de Cúcuta tiene 2.500 familias, las cuales llevan 30 años de sin acueducto.

Las 2.500 familias que viven en el corregimiento de Buena Esperanza empezaron a ver una luz al final del túnel en su anhelo de tener acueducto propio.

Después de 30 años de espera y de que ningún gobierno les prestara atención, este lunes, el alcalde, César Rojas, anunció que en marzo el agua potable empezará a llegar a los hogares.

En un recorrido por el sitio donde se construyó la planta de tratamiento en compañía de líderes comunales del corregimiento y de miembros de su gabinete, Rojas señaló que las obras relacionadas con el tendido de redes avanzan en un 70 por ciento.

Lea además Buena Esperanza no pierde esperanza de tener agua potable

“Ya está garantizada la planta de tratamiento que producirá agua de buena calidad, a un costo de 870 millones de pesos. Ahora se avanza en el tendido de redes hacia las 25 veredas que conforman el corregimiento y se espera que a partir del año entrante las familias estén disfrutando del preciado líquido en sus casas”, dijo.

Rozo Ramírez Mancilla, corregidor de Buena Esperanza, dijo que ahora sí es un hecho el agua para el poblado, dado que el líquido que tomaban del río no garantizaba buena calidad para la salud.

Para la instalación de redes, la alcaldía destinaron 800 millones de pesos en 2016, pero para completar el ciento por ciento se hace necesario otra partida que se estará adicionando en el presupuesto de rentas de 2018, anunció Rojas.

También se tiene previsto el encerramiento de la planta de tratamiento y la conformación de la junta administradora del acueducto, para que sea la propia comunidad la que tenga el control de su acueducto, dijo el mandatario local.

Se analiza con la comunidad el montaje de unos paneles solares, con  miras a disminuir el costo de la energía que se requiere para la operación de la planta de tratamiento.

Por otro lado, Rojas indicó que también se optimizaron las demás fuentes de donde extraen el agua para su consumo en Guaramito, Banco de Arena, La Punta y Puerto León.

Le puede interesar Buena Esperanza: por fin llegará el agua potable

En estas zonas se adelantó el mantenimiento  del pozo profundo y obras complementarias  para el mejoramiento del sistema eléctrico y bombas del acueducto. En total se invirtieron 327 millones de pesos.

Asimismo, se construyó el lcantarillado para Palmarito, parte baja, donde se beneficiarán 800 usuarios, al igual que el mantenimiento del sistema séptico de Puerto Villamizar.

Image
La opinión
La Opinión