Escuchar este artículo

Enfermera dice que conductor la discriminó, él responde que no fue así

Viernes, 22 de Mayo de 2020
La situación, reflejada en las redes sociales, involucra a un trabajador de Transpetrólea.

Con la crisis generada por la COVID-19 ha surgido una peor pandemia en el mundo: la del temor y discriminación hacia el personal de la salud. Estas escenas se han visto en varios países, incluyendo Colombia, y eso es lo que dice que vivió una enfermera auxiliar hace algunos días en Cúcuta.

Karina Ortega Ramírez, con 15 años de servicio, salió de su turno nocturno de trabajo, en el área de Oncología de la Clínica Medical Duarte, en donde labora desde hace tres años, a las 7:30 de la mañana y se dirigió hasta el puente Jorge Gaitán Durán, a pocos metros de allí, para tomar la buseta.

Le saqué la mano –para solicitar la parada al conductor-, pero el señor no me paró, venía vacío, traía sillas vacías. Yo me dije: ¿será que no me vio? Entonces crucé al otro lado de la vía, porque ellos deben dar la vuelta. Volví y levanté la mano y él de una vez cerró la puerta y siguió de largo a gran velocidad”, relató Ortega.

Cabizbaja por la situación que acaba de vivir, la enfermera le alcanzó a tomar una foto con su celular a la unidad de transporte. Se trata de un móvil de la empresa Transpetrólea. “Los pasajeros que llevaba se me quedaron mirando, como que no les gustó, y eso me partió el alma, me sentí como si fuera una delincuente”, expresó.

La trabajadora de la salud indicó que a los poco minutos pasó otra buseta, en la que se subió y cuyo chofer alcanzó al transportador que la acaba de rechazar. “Yo vi que él más adelante sí subía más pasajeros. Para decir que era por ley, que solo podía llevar 10 pasajeros, no me parece, porque sí dejó subir más, entonces la situación sí fue conmigo”.

Ortega publicó en sus redes sociales la foto que le tomó a la buseta, manifestando nostalgia por “saber que hay gente tan ignorante y mediocre al pensar que las enfermeras las vamos a contagiar”. 

“Solo le envío miles de bendiciones a este señor”, escribió en su publicación, la cual ha sido compartida más de 400 veces y en la que le han dejado mensajes de apoyo. Aunque tampoco han faltado quienes la critican.

La empleada de la Clínica Medical Duarte recibió el apoyo de sus compañeros y jefes, mientras que a través de internet, según ella, un hombre que dijo ser el gerente de Transpetrólea le escribió para ofrecerle disculpas por lo ocurrido.

“Tal vez debí explicarle que llevaba el cupo completo”

La situación denunciada por la enfermera le costó a Raúl Suárez, el conductor involucrado, un proceso disciplinario dentro de la línea, por lo que fue llamado a descargos, informó Liz Romero, jefe de personal de Transpetrólea.

Raúl Suárez conversó con La Opinión para explicar su versión del hecho, quien en primer lugar expresó su admiración y felicitaciones a los trabajadores de la salud por la labor que cumplen. Manifestó que no es verdad lo que Karina Ortega señaló.

“Hay un decreto del Gobierno que solo nos permite transportar el 50% de la capacidad del vehículo. La buseta mía tiene capacidad de 20 personas y en el momento en el que ella me solicitó la parada yo ya llevaba los nueve pasajeros permitidos, por lo cual no le pude parar. Pero no fue porque no haya querido o haya tenido la intención de discriminarla”.

Suárez aseguró que en ningún momento subió más usuarios durante el trayecto siguiente, a  la altura del barrio San Luis, como lo afirmó la enfermera.

“Yo estoy para brindar un servicio y jamás doy trato discriminatorio a nadie… Tal vez mi error fue no haberme parado y explicado que no la podía llevar porque iba con el cupo el completo. Y tampoco es verdad que le cerré la puerta”, añadió.

El conductor lamentó que las redes sociales terminen siendo usadas para dañar alguien, pues precisó que ha sido objeto de señalamientos. Invitó a la ciudadanía a no usar mentiras para afectar a los demás por medio de este tipo de plataforma. 

 

Image
Web la Opinión
Web La Opinión