Escuchar este artículo

¿Es viable ampliar la vida útil de las busetas por 4 años?

Viernes, 26 de Noviembre de 2021
En Cúcuta hay voces a favor y en contra de prolongar su tiempo de uso de 20 a 24 años de funcionamiento.

Aumentar el tiempo de operación de los buses y busetas de la ciudad, otros cuatro más, será posible después de que sancionen dos proyectos de Ley que fueron aprobados esta semana en el Congreso de la República y que beneficiará a más de 1.200 propietarios de estos vehículos en la ciudad.

A falta de la sanción presidencial, estas nuevas alternativas al sector transporte colectivo del país permitirá que el tiempo de operación de estos vehículos aumente de 20 a 24 años, una medida que se debatió tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado para aliviar a este sector, golpeado fuertemente por la pandemia de la COVID-19 que estalló en el país en marzo de 2020.

El artículo 1 de este proyecto, que tiene como coautor al senador conservador Carlos Andrés Trujillo, adiciona el parágrafo 4 al Artículo 6 de la Ley 105 de 1993, que habla sobre el tiempo de uso de un vehículo de transporte público de pasajeros por carretera, colectivo y de mixto.

 

Le puede interesar: Medidas especiales para la jornada de Black Friday en Cúcuta

El cambio menciona que dicho beneficio aplicará para los automotores matriculados con anterioridad al 31 de diciembre de 2020 “y que se encuentren dentro del tiempo de vida útil máxima o del plazo para reponer”.

Igualmente, la norma establecerá en la ley que los propietarios de los vehículos podrán retirar hasta el 100% de los recursos aportados a los programas periódicos de reposición con el fin de garantizar un ingreso mínimo. 

También se permitiría la modificación del recorrido de rutas, esto con el fin de viabilizar la autorización de rutas por solicitud de la empresa habilitada en aquellos lugares en los que actualmente no hay cobertura del servicio formal, manteniendo las condiciones de calidad y seguridad en la prestación del servicio en las principales ciudades y carreteras de Colombia.

Para aplicar a estos beneficios, la ley establece que los vehículos deben estar en excelentes condiciones, por lo que serán las autoridades competentes que, en el caso de la capital nortesantandereana, es el Área Metropolitana de Cúcuta (AMC), la encargada de avalar el estado físico y mecánico de estos vehículos que cirlan por el área urbana.

En Cúcuta ven pros y contras a lo aprobado

Este anuncio fue tomado de forma agridulce de parte de los representantes de las empresas de transporte público colectivo de Cúcuta, puesto a que no tiene una solución total a la problemática que se enfrenta en este sector afectado por la pandemia.

“La medida es excelente para los propietarios que compraron vehículo en el año 2020, porque los invitan a que lo cuiden más; pero los que lo hicieron en el 2021 no lo gozarán, por lo que se tendrán cuatro años menos”, le dijo a La Opinión Miguel Ángel Flórez, representante de la empresa Trans Ontiveros.

Respecto a la posibilidad de retirar los aportes que hacen los propietarios al fondo de reposición, el empresario sostuvo que “es bueno para los propietarios que estén pasando afugias, pero los deja sin una base para cuando llegue el vencimiento de la vigencia y se deba adquirir un nuevo vehículo”.

En ese renglón, en pandemia ya se había permitido retirar hasta el 85% de los aportes que a diario hacen los propietarios de busetas en Cúcuta. En el caso de Trans Ontiveros este dinero se ha venido retirando de manera constante, pero a un salario mínimo como máximo para garantizar mayor cubrimiento en duración de tiempo.  

 

 

Busetas en pandemia

 

Por su parte, Fernando Chaustre Ramírez, presidente de la Junta Directiva de Transportes Petrólea, sostuvo que la aprobación de estos proyectos de acuerdo obedecen a una presión hecha por el sector al Gobierno Nacional, pero la ayuda sale del propio sector.

“Es una ‘ayuda’ disfrazando una cosa, donde yo con yo me colaboro. Permiten que retiremos el aporte, ahí no hay ninguna ayuda, es una autorización solamente, no es ninguna ayuda estatal porque ni siquiera contamos con el subsidio de nómina”, manifestó a esta redacción el empresario.

El representante de Trans Petrólea señaló que actualmente un microbús cuesta más de 200 millones de pesos, por lo que retirar el ahorro realizado durante 20 años pondrá en aprietos a los propietarios de los vehículos para lograr, por lo menos, lo de la cuota inicial.

“El Gobierno no da incentivos al transporte, no hemos recibido ninguna ayuda, ni para la empresa ni para los propietarios que son particulares vinculados a la empresa, es un ahorro que ahora se podrá retirar, pero no existe aporte alguno”, señaló.

Chaustre resaltó la luz verde para extender el tiempo de vida de los vehículos en cuatro años, asegurando que las garantías están dadas en la actualidad para hacer los mantenimientos respectivos y durar más.

“Ha venido una ola de presión para que el Gobierno Nacional alargue la vida útil de los vehículos, pero si yo lo mantengo en excelentes condiciones lo puedo tener el tiempo que sea necesario; hoy se consigue de todo para cumplir esos cuatro años más de tiempo”, señaló.

Chequeo de estado de buses y busetas, clave

Desde hace dos meses aproximadamente, el Área Metropolitana de Cúcuta ha venido intensificando los controles respeto al estado físico y mecánico de las busetas que circulan por la ciudad y municipios del área, situación que ahora se deberá intensificar debido a que, para acceder al beneficio de alargue de cuatro años, los vehículos deben estar en óptimo estado.

Luis Vidal Pitta Correa, subdirector de Transporte Público del Área Metropolitana de Cúcuta, señaló que el control que se hace a los vehículos obedece a un pedido especial de parte de los alcaldes del área.

“Lo aprobado es parte del alivio, pero es condicionado porque no solo es ampliar la vía útil, sino que se hace vigente el deber de garantizar que los vehículos estén en óptimas condiciones. Estamos tomando medidas, queremos ampliar nuestro personal, más ingenieros mecánicos o tecnólogos para que se haga una verificación exhaustiva del estado de los vehículos”, mencionó a La Opinión.

El subdirector enfatizó que actualmente se está mirando las sillas, espejos, vidrios, estado físico mecánico, entre otros.


Le puede interesar: ¡Cuidado con las armas en los colegios!

“Algunos alcaldes metropolitanos no han insistido en el estado de las sillas, a muchos se les ha pedido que se cambien, hemos encontrado problemas de latonería, carros casi que podridos, le hemos dicho a las empresas que eso ayuda a mejorar la imagen de las empresas y del sector, También nos preocupamos muchísimos por las llantas”, mencionó Pitta.

Ante los controles que adelanta el Área Metropolitana, Miguel Ángel Flórez, representante de Trans Ontiveros, sostuvo que las mismas son necesarias para evitar accidentes al interior de los vehículos o fallas mecánicas que deriven accidentes de tránsito.

“Uno como empresario no se debe molestar porque le detectan alguna falla o defecto al vehículo, debemos tener las busetas en óptimas condiciones para brindar un buen servicio y evitar problemas legales en caso de accidente por fallas, a uno como empresa no le sirve que un vehículo esté en mal estado”, puntualizó.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion.

Image
Oscar Andrés Olarte
Óscar Andrés Olarte

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Contenido Patrocinado