Escuchar este artículo

‘Estamos cansados de que nos roben’

Miércoles, 21 de Octubre de 2020
Hurto de medidores de acueducto toma auge en Cúcuta.

Los habitantes de los barrios Galán y La Ermita  están preocupados por la inseguridad que los acecha en sus viviendas porque cada semana desaparecen más contadores de agua y no ven una pronta solución a este problema.

Las noches se están volviendo escenario para que los ladrones hagan de las suyas y hurten productos que son elementales en las casas de los cucuteños, como los contadores de agua y las tapas de metal.

Digna Rosa Ortega, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio La Ermita, afirmó que el pasado fin de semana se robaron 8 contadores en las calles 31, 32 y 33 de este sector de la comuna 7 de Cúcuta.

La Comuna 7 pide que le arreglen las vías

 

 

La mayor preocupación es que nadie responde en el tema económico y es el mismo usuario el que tiene que reponer el nuevo contador y asumir los costos que superan los 140 mil pesos.

Julieth Tarazona, una de las víctimas de los robos, afirmó que es un fenómeno que viene presentándose de forma constante y no encuentran un apoyo por parte de las autoridades.

“Solamente en la cuadra en la que yo vivo se robaron tres contadores, la verdad uno vive muy inseguro, roban celulares, motos y la Policía casi no viene aun sabiendo todo el problema que estamos viviendo”, agregó Tarazona.

La misma suerte corrió Andelfo Algarra Vera, que ayer amaneció sin contador y poco conoce del paso a seguir. Su indignación aumentó al enterarse que debe costear por su cuenta el nuevo instrumento.

Los roban para venderlos por chatarra

 Digna Rosa Ortega afirmó que en la mayoría de los casos los ladrones son habitantes de calle que venden los contadores por chatarra, por lo que pide que también se revise en las chatarrerías quienes son los que llegan con los aparatos para identificarlos y prevenir estos robos.

A esta petición se sumó Jhon Corredor, presidente de la JAC del barrio Galán, quien comenta que a las 11 de la noche se ven los habitantes de calle deambulando por el barrio y las zonas aledañas, pero la Policía no toma decisiones al respecto.

Vendedores de drogas se tomaron el barrio Claret

 

 

“Esa problemática viene de tiempo atrás, del periodo de César Rojas. Todas las chatarrerías fueron ubicadas del Canal Bogotá hacía Magdalena, y ahora  todo lo que se encuentran por ahí en las noches, tapas, bombillos, lo venden ahí en las chatarrerías que están cerca”, indicó Corredor.

El dirigente comunal señaló que ese tema ha generado el aumento de los robos y que por más peticiones que se les han hecho a las autoridades, no diseñan una solución para este flagelo.

¿Qué hacen las autoridades?

El intendente Pedro Díaz, comandante del CAI Ospina Perez, precisó que tienen pleno conocimiento sobre la situación presentada en La Ermita, ya tienen identificados a los ladrones y están adelantando labores para tomar represalias.

“Ya sabemos que son dos los que están hurtando los contadores, hemos hecho el recorrido, pero no hemos dados con ellos. Sin embargo, estamos yendo a todas las chatarrerías donde venden eso pero no hemos encontrado ninguno de los objetos hurtados”, afirmó el intendente.

Ante las quejas de que los ciudadanos no sienten el apoyo, señaló que ellos siempre acuden a los lugares cuando los llaman, afirmación que fue contrastada por varios habitantes de este sector.

La empresa Aguas Kpital Cúcuta aclaró que el costo del medidor hurtado lo debe asumir el propietario del predio donde se encontraba instalado el equipo.

Los vecinos afectados le reclamaron a la Policía por el descuido en la seguridad del barrio.

Redacción
Camila Fórez
camila.flórez@laopinion.com.co

Image
La opinión
La Opinión