Escuchar este artículo

A este hombre le salió caro sentarse junto a un CAI

Jueves, 6 de Septiembre de 2018
Gobierno dijo que en los parques no está prohibida la movilidad.
Ir a un parque a descansar o simplemente a hablar con familiares o amigos, en Cúcuta, puede salirles caro a quienes lo intenten.
 
Eso fue lo que les sucedió a José Orlando Ortega Angarita y a su mamá Aída del Carmen Angarita, quienes el pasado lunes a las 5 de la tarde llegaron desprevenidos a descansar a una banca del parque Mercedes Ábrego.
 
Lo que no imaginaron madre e hijo era que sentarse en la banca junto al Cai de la policía ‘era pecado’, o mejor,  prohibido, según los agentes que allí estaban en ese momento.
 
Ortega aseguró que primero se le acercó uno de los agentes y le preguntó por qué estaba sentado allí, que no podía hacerlo por seguridad. Su respuesta fue que había llegado a descansar con su mamá y que no veía problema porque se encontraba en un parque, que era espacio público.
 
Otro agente en el lugar, identificado por Ortega como Wilmer Efrén Feigues Gallego, de placa 101200,  se le acercó y le increpó por lo mismo, pero ante la insistencia del ciudadano de permanecer en la banca, porque hacía parte del espacio público, el agente le preguntó si era colombiano y acto seguido le solicitó la cédula.
 
“Se la presenté y de inmediato me dijo que me iba a imponer un comparendo, a lo que me opuse y comencé a filmar el procedimiento, porque considero que el agente se estaba extralimitando, además de que era injusto que por sentarse en un parque lo multen a uno”, relató Ortega.
 
Lo que más sorpresa causó a este ciudadano es que la multa que le impusieron sea categoría 4, que en el Código Nacional de Policía es de las más altas (833.324 pesos). Además, en la anotación que se hizo se dijo que se había rehusado a mostrar la cédula, cuando a la postre sí se la presentó a los agentes y prueba de ello es que en el comparendo figura el número de su documento.
 
En el comparendo quedó anotado que Ortega contestó (a los agentes) en lenguaje grotesco e insultante cuando se le requirió.
 
Ortega formuló el miércoles una denuncia penal en la Inspección Cuarta de Policía contra los agentes que lo multaron, tras considerar que se extralimitaron. 
 
A la pregunta de si existe algún acto administrativo que prohiba a la gente que acude a los parques utilizar las bancas cercanas a los Cai de Policía, el secretario de Gobierno de Cúcuta, Jimmy Cárdenas, respondió que no existe ninguna restricción. 
 
“En Colombia, y en Cúcuta, los parques son públicos, y como tal las personas pueden disfrutar de estos escenarios”, dijo el funcionario.
 
Invitó a los ciudadanos a formular sus quejas en su despacho o en la Procuraduría cuando sientan que sus derechos fueron lesionados por la extralimitación de funciones de la fuerza pública.
 
Sobre los hechos ocurridos en el parque Mercedes Ábrego, el comandante de Policía de Cúcuta, Javier Barrera, guardó silencio, pese a que se le consultó en la mañana y en la tarde del miércoles.
Image
La opinión
La Opinión