Escuchar este artículo

Familias de Alfonso López, en riesgo por talud de tierra

Miércoles, 3 de Noviembre de 2021
La situación se presenta desde el 2018.

Preocupadas se encuentran las 203 familias que residen en el Conjunto Cerrado Los Naranjos del barrio Alfonso López y las más de 15 que viven en la parte alta y alrededor del mismo sector, pues un talud de tierra está a punto de derrumbarse y ocasionar una tragedia. 

Le puede interesar:  La ‘profe ‘que busca empoderar a las niñas y jóvenes de Cúcuta

Problemática que se viene presentando desde el 2018 cada vez que llueve fuertemente, pues, según informa la comunidad, la constructora que estuvo a cargo de la obra del conjunto residencial no tuvo en cuenta las condiciones del terreno y, al construir debajo del cerro, provocó una remoción en masa que tiene en peligro a varias viviendas. 

Los vecinos aseguran que la constructora cubrió el cerro con cemento, pero de la manera incorrecta, porque este ya se rompió y la tierra se está viniendo abajo desde hace 3 años. 

Eduardo Sánchez, administrador del conjunto, indicó que en un principio la constructora puso una malla para tratar de estabilizar el terreno, pero de igual forma, la tierra siguió moviéndose, por lo que esa alternativa no funcionó. 

Luego, explica Sánchez, la constructora inició a construir unos gaviones, pero estos tampoco han servido, pues con las precipitaciones de los últimos días se empezaron a derrumbar. 

Afectada

Yeny Liliana Quintero Sandoval, propietaria de la casa E25 del Conjunto Cerrado Los Naranjos es una de las más afectadas, pues su vivienda está construida a menos de un metro del talud. 

Lea además: Asesinan a mujer en condición de calle

“Desde que nos mudamos y empezaron las lluvias comenzó a agrietarse el concreto lanzado que fue lo que la constructora entregó. Mi casa está en un riesgo inminente, porque encima de ella hay un árbol, hay casa y el deslizamiento es evidente”, dijo Quintero.

La propietaria señala que, aunque han solicitado a la constructora una solución, esta no les ha dado ninguna respuesta, por lo que hace un llamado a la administración municipal, en especial a la Secretaría de Gestión de Riesgo y Desastres, para que atienda este problema.

“Estamos desamparados y bajo presión jamás podemos dormir tranquilos porque esto en cualquier momento se desliza y nosotros tenemos que evacuar, pero no tenemos a dónde ir. Les exigimos que nos ayuden, que nos respondan, porque desde ya somos damnificados y estamos en alto riesgo”, agregó Quintero.

Image
El alud está a punto de desplomarse. / Foto: Pablo Castillo / La Opinión

 

Acción popular 

En vista de que nadie les daba respuesta, los habitantes del conjunto decidieron instaurar una acción popular en contra de la Alcaldía de Cúcuta, las constructoras Qbico y Vértices Urbanos, Aguas Kpital y el Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Conozca más detalles: Norte de Santander, primer lugar de contagios y muertes por COVID

Acción que fue aceptada por el Juzgado Noveno Administrativo del Circuito de Cúcuta, el cual resolvió medidas cautelares de urgencia. 

La primera de ellas, ordenarle a la constructora Vértices Urbanos que “de manera inmediata inicie el proceso de estudios de análisis de estabilidad de taludes que permitan diseñar las obras geotécnicas adecuadas para estabilizar y disminuir el riesgo, tanto para las viviendas y sus habitantes sobre el talud como las que se encuentran en el conjunto, estudios que se deberán culminar en un período máximo de un mes”. 

Asimismo, le ordena que esta debe reparar y construir técnicamente el área de deslizamiento, dando un manejo adecuado a los taludes de corte y a las zonas de relleno a través de obras de tipo biomecánico que garanticen la estabilidad de estos, las cuales se deberán realizar en un término no mayor a 6 meses.

En vista de que la constructora decidió construir un box culvert que quedó en medio de una de las vías principales del conjunto y cada vez que llueve las calles se inundan, la decisión del Juzgado es que esta deberá proporcionar obras para el control de las aguas de escorrentía y dar un manejo adecuado mediante obras de canalización y protección, con el fin de “interceptar o cambiar la dirección del escurrimiento y así evitar cualquier infiltración de agua en los taludes”. 

Image
Bux Coluvert de Alfonso López. / Foto: Pablo Castillo / La Opinión

 

Mientras que, al municipio, el Juzgado le ordenó “como medida cautelar de urgencia que ejerza vigilancia y realice los procedimientos administrativos de su competencia frente a la Constructora Vértices Urbanos, de tal forma que esta garantice la entrega de las obras anteriormente indicadas”. 

Lea aquí: ¡Prepárese! Hay cortes de luz este miércoles en Los Patios

Por último, el Juzgado le ordenó a la empresa de servicios públicos Aguas Kpital que proceda de manera inmediata a realizar las obras y operaciones necesarias para la reparación de las fugas y filtraciones que pueda presentar la acometida principal de las casas ubicadas en la calle 23 entre avenidas 16 y 17 del barrio Alfonso López, específicamente, en el punto que se encuentra a 13 metros de la malla que limita el Conjunto Los Naranjos, y a tres metros del andén de la calle, en la zona central de la vía. 

Image
Los gaviones ya se empezaron a derrumbar. / Foto: Pablo Castillo / La Opinión

 

Los demás afectados

En la parte alta del barrio Alfonso López y alrededor del conjunto residencial, hay más de 15 familias que también están en riesgo, y a las cuales, la Secretaría de Gestión del Riesgo y Desastres les pidió hace algunos meses desalojar.

Entérese: Estos son los daños que dejan las lluvias en Cúcuta 

Sin embargo, como ellas lo mencionan, no tienen a dónde ir, además de que allí han vivido por más de 30 y 40 años y hay adultos mayores y personas discapacitadas.

Uno de los damnificados mencionó que, con sus propios recursos compraron unos plásticos que son los que están cubriendo una parte del cerro sobre el que está su vivienda, para evitar que el agua se filtre en el terreno cuando llueve, pero están preocupados, porque de igual forma están en zona de alto riesgo.

Hacen un llamado a los entes de control para que les ayuden con esta situación.

Desde la Secretaría de Gestión de Riesgo y Desastres informaron que, al ser un tema jurídico, le compete directamente a la constructora dar solución al tema, pues es un predio privado.

“El papel del municipio será realizar una vigilancia técnica y la vez se realizará una mesa técnica para la evaluación de las obras que tendrá que realizar la constructora”, informaron.

Con respecto a la situación de las familias y viviendas afectadas que están por fuera del conjunto, indicaron que, de igual forma se conformará una mesa técnica para tomar las directrices y atender a la comunidad ubicada en el perímetro de la parte alta del conjunto.

Este medio consultó a la Constructora Qbico para obtener su versión sobre los hechos, a lo cual respondieron que la situación está en manos del área legal quienes están revisando el caso.

De la Constructora Vértices Urbanos, al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Las familias piden ayuda de la administración municipal. / Foto: Pablo Castillo / La Opinión
Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas