Escuchar este artículo

Habrá manual para poner tatequieto a las arbitrariedades con el espacio público

Viernes, 12 de Agosto de 2022
Esta herramienta hará cumplir las normas de urbanismo que se contemplan en el POT para el espacio público.

Después de su hundimiento en 2015, cuando el Concejo desistió de aprobar un proyecto de acuerdo para ponerlo en práctica, ninguna administración se había vuelto a interesar en la implementación del manual del espacio público de Cúcuta, como lo está la de Jairo Yáñez.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí:  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El espacio público de Cúcuta y su área metropolitana es uno de los componentes más complejos de controlar por la tradición comercial que ha determinado la frontera desde décadas atrás. Sin embargo, con un convenio suscrito entre el departamento de Planeación municipal y el Área Metropolitana se tendrá la posibilidad de clasificarlo y resolver situaciones que involucren un uso adecuado del mismo.

La iniciativa, según Miguel Enrique Peñaranda Canal, director Área Metropolitana de Cúcuta, le apuesta a dar los lineamientos para el ordenamiento, mantenimiento, gestión y aprovechamiento del espacio público de la ciudad.

El equipo de trabajo de la subdirección de proyectos y coordinación interinstitucional del Área Metropolitana de Cúcuta estructuró el manual del espacio público “instrumento que funciona como guía instructiva para el uso y clasificación del espacio público y su mobiliario urbano, dándonos las instrucciones y criterios específicos para resolver situaciones que ofrecen más de una solución posible. Actualmente desde el centro de pensamiento urbano iniciamos la estructuración de este documento”, apuntó Peñaranda Canal. 


Lea aquí: “Parqueaderos públicos fronterizos” no serían obligatorios


“El documento está casi listo, solo queda ajustar algunas solicitudes de la última socialización en la que el alcalde Jairo Yáñez y su gabinete aportaron desde sus competencias algunas sugerencias en busca del fortalecimiento y apropiación de este importante documento”, apuntó.

Bajo un esquema estructural de sostenibilidad, inclusión, normatividad y participación ciudadana, se construyó este documento mediante mesas de trabajo con los diferentes actores del espacio público, como gremios, ediles, presidentes de junta de acción comunal, entes, sector privado y público.

Marcela Rodríguez Camacho, directora del Departamento Administrativo de Planeación Municipal (DAPM), indicó que uno de los aspectos a destacar de este producto, fue su construcción y validación, la cual se desarrolló en espacios de participación, donde la ciudadanía podía dar sus apreciaciones, luego de conocer los componentes técnicos de dicho proceso. 


Lea también: Recaudo de Industria y Comercio avanzó al 95%


El componente de mobiliario urbano reúne los elementos requeridos por la ciudad y su respectiva regulación, y es el punto más innovador de esta nueva versión del manual, como también el componente ambiental, que fue desarrollado con el apoyo de Corponor, y la Subsecretaría de Medio Ambiente de Cúcuta.

Otra novedad que incluye este manual es que la cicloinfraestuctura ya no se adecuará sobre el andén, como se hacía anteriormente, sino que se empezará a habilitar en la vía, debido a que el peatón es el actor vial más vulnerable. Esta determinación ya se empezó a implementar en la zona céntrica de la ciudad, bajo un diseño del laboratorio móvil de la Secretaría de Tránsito y Transporte de Cúcuta.
 

Image
Pondrán fin a las arbitrariedades en el espacio público./Foto La Opinión
 
Bueno Saberlo

¿De dónde surge la idea?

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que es la carta de navegación de la ciudad  contempla las normas que se tienen que implementar en los futuros proyectos urbanísticos que se emprendan en la ciudad y es necesario contar con un manual para su respectiva implementación.

¿Habrán reglas para que nadie haga lo que se le dé la gana con el espacio público?

Por supuesto, está dirigido a establecer una política y a generar condiciones de movilidad, de accesibilidad, de rentabilidad, calidad y reparabilidad.


Lea además: La frontera es una prioridad: alcalde de Cúcuta a Petro


 

¿Cómo está el espacio público de Cúcuta?

No hay marco jurídico y técnico claro ni dolientes que lo controlen y lo conserven. Esto lo deberán asumir las curadurías. Algo grave es que todas las entidades administrativas y empresas de servicios públicos estaban haciendo estudios e invirtiendo miles de millones de pesos por separado. Otra falla es que en Cúcuta primero se construía y de último se dejaba lo urbano, y debe ser al contrario.

¿Las invasiones y la presencia de ranchos en las escarpas ¿cómo se analizaron en el manual?

Como no se planificó nunca, el desorden urbanístico impera y ello desencadenó la crisis del espacio público, de manera mucho más aguda en el noroccidente, donde hay un conflicto con nuestros árboles, los separadores de las vías y la falta de mantenimiento. Hace muchos años no se genera inversión para el espacio público, no solo de andenes, sino de sus componentes.

¿La ciudad brinda acceso a todos por igual?

La exclusión es un factor grave que encontramos. La ciudad no está diseñada para toda la gente, solo para las personas normales. Por ejemplo, niños, personas con movilidad reducida y ancianos no tienen acceso al espacio público, porque no están creados los espacios para ellos, algo que sí consagra el manual.


Lea también: ‘Le apostamos a hogares más felices y con mejor calidad de vida’


¿Es común ver uso del espacio público de manera arbitraria por la gente, ¿cómo se va a controlar esto?

Esto llegará a su fin una vez el Concejo incorpore el manual al POT nadie podrá intervenir el espacio público a su antojo, ni podrá sembrar cualquier especie de árboles ni donde mejor le parezca, se deberá hacer según la normatividad. Se busca unificar criterios de cara al entorno paisajístico y urbano.

¿Cómo está planteada la recuperación del espacio público invadido por ventas callejeras?

Es una necesidad que corresponde a un proyecto de más profundidad, que fije la política de comportamiento humano y de movilidad, es decir, un plan maestro del espacio público. Lo que contempla el manual es la reglamentación de las intervenciones y la parte técnica del espacio público.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda